INDEPENDENCIA PARA ISRAEL – “LIBRE DE TODOS SUS PROBLEMAS…”

William Williams
Díganos lo que piensa de este artículo

Cuando la Israel moderna fue fundada en 1948, la nación recién formada se enfrentó a un futuro incierto. Los ojos del mundo estaban sobre ella. Desde el momento en que se firmó la declaración de independencia el 14 de mayo, los esfuerzos para lograrlo estuvieron plagados de muchos problemas. La guerra llegó rápidamente, cuando los vecinos del nuevo país se enojaron. Setenta años después, ¿cuál es la condición de la nación que tantos amenazaron con "echar en el mar"?

El 19 de abril Israel celebró su independencia en conjunto con otra festividad que conmemora los soldados caídos de la Fuerza de Defensa de Israel. La mayoría de los judíos en el mundo occidental reconocen a Yom Ha'atzmaut, y vincular a este con Yom Harizikon, es un recuerdo significativo de la deuda que los israelíes tienen con sus fuerzas armadas.

Ambas fiestas siguen la antigua tradición hebrea bíblica de contar los días desde la puesta del Sol hasta la puesta del Sol, lo que significa que el período de 24 horas para Yom Harizikon comenzó este año el martes por la noche al atardecer y terminó cuando Yom Ha'atzmaut comenzaba el miércoles por la noche. (Los días santos registrados en el Antiguo y el Nuevo Testamento de la Biblia se cuentan de la misma manera).

Israel, después de haber soportado mucho, hace bien en recordar y dedicar fiestas nacionales a los sacrificios que han allanado el camino hacia el éxito en la era moderna. Los estadounidenses tienen predilección por sus propias fiestas nacionales que conmemoran el establecimiento y la defensa de los Estados Unidos, pero estas fiestas israelíes les recuerdan que no están solos. Cuán especialmente conmovedores deben ser los recuerdos de Israel, cuya población hoy día todavía cuenta con aquellos que vivieron a través del nacimiento y la supervivencia de su nación, viéndola con sus propios ojos y formándola con sus propias manos.

Es interesante observar que la cultura estadounidense, en general, ha sido identificada por algunos como "olvidadiza" con respecto a su pasado, ya que hoy en día menos estadounidenses son capaces de responder preguntas básicas sobre la historia de la nación. Gran parte de la historia de los Estados Unidos está marcada por pruebas monumentales internas y externas, y con tantas cosas sucediendo dentro de sus fronteras, puede ser fácil para los estadounidenses olvidar y estar tan envueltos en el presente que incluso el pasado reciente parece "historia antigua". Tristemente, eso exige un precio.

Parece que una nación joven como Israel no es capaz de permitirse tal olvido. La historia del sionismo es larga y está llena de altibajos. Los judíos modernos hacen bien en no dar por sentado el futuro olvidando los horrores del pasado.

Pero, ¿qué pasaría si hubiera una conexión entre Israel y el occidente que gran parte del mundo entero ha olvidado? ¿Y qué pasaría si la Santa Biblia contuviera la clave para comprender esa conexión, en profecías que muchos encuentran confusas? Los Estados Unidos, Gran Bretaña e Israel son hoy aliados que comparten mucho en común, incluida su devoción por las tradiciones de independencia y libertad que han luchado arduamente por lograr y proteger, y que se reflejan en sus días conmemorativos y de la independencia.

Pero su conexión es mucho más profunda que eso.

Génesis 48 y 49 registran las antiguas bendiciones proféticas que el patriarca hebreo Jacob pronunció sobre sus dos nietos, Efraín y Manasés: "El Dios en cuya presencia anduvieron mis padres Abraham e Isaac … bendiga a estos jóvenes; y sea perpetuado en ellos mi nombre, y el nombre de mis padres Abraham e Isaac, y multiplíquense en gran manera en medio de la tierra. "(Génesis 48: 15-16). Se convertirían en una gran nación (Manasés) y una gran multitud de naciones (Efraín) (v. 19), mientras que de Judá "el cetro no será quitado" (Génesis 49:10) y vendría un Salvador (Miqueas 5: 2).

Los descendientes de Jacob están dispersos en el mundo, pero su identidad se conoció alguna vez. Aprenda sobre ellos, y vea cómo ese conocimiento afecta su vida. Ordene el folleto gratuito, Estados Unidos y Gran Bretaña en profecía.

Al celebrar la historia reciente, el pueblo de Israel conmemora los sacrificios y la protección de sus fuerzas armadas. Con la vista puesta en los acontecimientos trascendentales de estas fiestas, cuyo "carácter religioso ... todavía está en proceso de formación, y todavía está sujeto a debate", es comprensible la razones por las cuales las personas las celebran. Esperamos que no solo se observen con un sentido de reflexión sobre el pasado, sino también sobre el plan y el propósito general que Dios tiene para todo su pueblo en el futuro. Y sería conveniente que Israel considerara, a su vez, buscar una relación más profunda con las celebraciones y observancias que están en la raíz misma de su cultura: los días santos de la Biblia.

¿Recordaremos el rol que Dios mismo ha desempeñado en nuestra protección, o continuaremos olvidando los requisitos más importantes para que nuestras muchas bendiciones continúen? ¿Demostraremos tener el carácter descrito en el Salmo 34, y clamaremos a Dios, quien nos librará de "todos nuestros problemas"? ¡Oremos, pues, de esa manera!