Hablando con extraterrestres

Díganos lo que piensa de este artículo

“En la película, ‘La Llegada’ enormes naves espaciales se instalan en la atmósfera arriba en doce lugares alrededor del mundo. Hay un propósito para la llegada de los visitantes de un lugar extraterrestre, ¡pero ese propósito sigue siendo desconocido! Las autoridades obtienen los servicios de un especialista en lingüística para comunicarse y descubrir ese propósito”.

En la película, esta visita es un primer contacto con extraterrestres. Sin embargo, algunos creen que la vida extraterrestre visitó la tierra en la antigüedad temprana. Las teorías abundan sobre la raza humana que fue plantada aquí en la tierra muchas eras atrás por los extraterrestres. Diferentes culturas aquí en la Tierra tienen leyendas de los "dioses" del cielo. Los mayas y otros pueblos tienen sus leyendas de los dioses de los cielos que vinieron a gobernar sobre ellos.

El autor Peter Burfeind, en su artículo del 1 de diciembre de 2016, "Los extraterrestres no existen, pero nos dice mucho sobre los ateos", escribe lo siguiente: "En su película “Expelled”, Ben Stein desafió a Richard Dawkins sobre el notable fenómeno de la vida en el planeta tierra: ¿cómo podría surgir la vida dada la magnitud de su improbabilidad? Dawkins sugirió que los alienígenas posiblemente depositaron la vida en la tierra.”

¿Es cierto que fuimos "puestos aquí”? ¿por un poder superior? ¿Y cómo podríamos saberlo? ¿Hay alguna fuente que nos diga de dónde venimos? Si usted lo cree o no, la Santa Biblia ofrece una mejor explicación. En el libro de Génesis, se nos dice: "Entonces el Eterno Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida; y fue el hombre un ser viviente" (Génesis 2:7)

Dios no es extraterrestre, y dejó un registro claro de instrucción, que explica no sólo nuestro pasado, sino también el propósito primordial futuro para el cual estableció la especie humana. La Santa Biblia es ese registro. Podemos saber por qué Dios ha elegido intervenir en eventos que han sucedido a través del tiempo.

Pero la comunicación con Dios no es de una sola vía. ¿Cómo hablamos con Dios? Nuestros antepasados ​​hablaban directamente con Dios, y no se necesitaba traductor ni especialista en comunicaciones. Por ejemplo, en Génesis 3 leemos: "Mas el Eterno Dios llamó al hombre, y le dijo: ¿Dónde estás tú?" y el respondió [Adán]: "Oí tu voz en el huerto, y tuve miedo porque estaba desnudo; y me escondí"(versículos 9-10).

Después del tiempo de los patriarcas, Dios usó a los profetas para comunicarse con su pueblo, y finalmente comunicándonos a través de su propio Hijo, Jesucristo: "Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo" (Hebreos 1: 1-2). Este mismo Jesús les dijo a sus seguidores que oraran: "Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré" (Juan 14: 13-14) y "... todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibiréis" (Mateo 21:22).

Así que es por medio de la oración a Dios, realizada dentro del alcance de sus objetivos, que le comunicamos nuestras necesidades y deseos a él. Pero hay una manera efectiva de orar a Dios, así como una manera para no obtener resultados. Por ejemplo, refiriéndose a los hipócritas y a los impíos, Cristo dijo que no oráramos como ellos (Mateo 6: 5-8).

Dios es real, y él tiene un propósito significativo para su creación, pero debemos buscarlo, en lugar de simplemente "mirar fijamente al espacio" en busca de extraterrestres. Si realmente desea obtener resultados de sus oraciones a Dios, tenemos un folleto que le ayudará a hacer precisamente eso. Ordene el folleto gratuito, “Como orar para que Dios responda - Doce claves” o léalo en línea hoy.

También puede estar interesado en los programas "Siete pruebas que Dios existe” y “¿Podemos confiar en la Biblia?"