Una vida bien utilizada...”

Díganos lo que piensa de este artículo

Cuando uno se acostumbra a leer los obituarios en el periódico, supongo que es una señal de que uno está envejeciendo. Especialmente si ha estado en un lugar durante mucho tiempo, puede encontrar los nombres de amigos, socios de negocios y personas con las que ha estado contacto en las páginas de obituarios.

Una vez, estaba mirando los obituarios mientras estaba de visita en mi estado natal y me entristeció encontrar la foto y el nombre de un viejo amigo y ex socio de negocios, que había muerto de una enfermedad bastante común en personas mayores. Tenía una larga reseña sobre sus logros como estudiante, veterano militar y conocido experto en su campo de planes de seguros. Hablaba en detalle de su amor por el béisbol y sus otros intereses al aire libre. También relataba su amor y devoción por su familia, que fue ejemplar.

Este excelente hombre era un miembro muy activo en su iglesia, sirvió como diácono y en varios puestos de responsabilidad dentro de su denominación.

Asistí al funeral y no me sorprendió ver que la gran capilla fúnebre se llenó con amigos y socios de negocios quienes tuvieron que permanecer de pie. Dos ministros presidieron y ofrecieron un elogio conmovedor y significativo sobre mi viejo amigo, afirmando que había tenido "una vida bien utilizada" y terminaron el servicio con una larga oración pidiendo consuelo y alivio para la familia.

Lamentablemente, las palabras que dijeron no fueron reconfortantes en lo absoluto. Los ministros pudieron haber sido muy sinceros, ¡pero se equivocaron! Dijeron en varias ocasiones que el difunto "estaba en un mejor lugar" y que "estaba con el Señor en el Cielo”. No ofrecieron evidencia bíblica para respaldar sus afirmaciones, y no mencionaron la resurrección de los muertos ni una sola vez.

¿Cómo pudieron estos ministros, habiendo estudiado la Biblia como la palabra de Dios, equivocarse? ¿Cómo pudieron perder el claro mensaje de las escrituras en el Antiguo y Nuevo Testamento? La Biblia da una respuesta clara en Marcos 7:9: "Les decía también: Bien invalidáis el mandamiento de Dios para guardar vuestra tradición". Las tradiciones que no tienen nada que ver con lo que la Biblia enseña han sido adoptadas a través de los siglos por la mayoría de las iglesias "convencionales". Estas prácticas tradicionales han reemplazado las enseñanzas de la Biblia en estas denominaciones y como estas iglesias no obedecen las Escrituras, han perdido su comprensión del propósito de la vida humana y la recompensa de los que son "salvos".

La esperanza de los primeros cristianos era la resurrección de los muertos. Hay muchas referencias claras sobre esto en el Antiguo y el Nuevo Testamento. El apóstol Pablo uso esta defensa con Félix, el gobernador: "Teniendo esperanza en Dios, la cual ellos también abrigan, de que ha de haber resurrección de los muertos, así de justos como de injustos" (Hechos 24:15). También escribió acerca de la muerte del hombre: "Pero esto digo, hermanos: que la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios, ni la corrupción hereda la incorrupción. He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados" (1 Corintios 15: 50–52). El cambio al que se refirió ocurre durante la resurrección de los muertos.

Dios tiene un plan que se representa en los Días Santos anuales que Él ha ordenado que se observen. Puede leer acerca de estos días santos en Levítico 23. Jesús los guardó, la Iglesia primitiva los guardó y la Iglesia de Dios hoy todavía observa estos días especiales que revelan una comprensión del maravilloso plan que Dios está llevando a cabo en esta Tierra. Usted también puede tener este entendimiento. Esto es de vital importancia si desea que su vida tenga un verdadero significado, y que sepa lo que les espera a aquellos a quienes Dios llama en esta era.

Puede obtener más información sobre estos días santos si solicita una copia gratuita de nuestro revelador folleto, Los días santos: el plan maestro de Dios.

Entender estas básicas e importantes verdades le ayudará a asegurar que su vida sea: "Una vida bien utilizada..."