Una actitud de gratitud

Díganos lo que piensa de este artículo

Hay mucho que decir del agradecimiento. De hecho, ha sido objeto de investigación en muchas universidades durante las últimas décadas. El resultado de estas investigaciones es que aquellos que son agradecidos son más felices. También ganan más dinero, son mejores estudiantes, tienen más amigos y disfrutan de una mejor salud, por nombrar algunos de los beneficios derivados de tener y practicar una actitud de gratitud.

¿Es esta una teoría psicológica o es un hecho real?

Millones de personas son todo, menos felices. ¡Las estadísticas sobre el número de adultos que sufren de depresión son alarmantes! Se ha descubierto que los adolescentes e incluso los niños en edad preescolar sufren de depresión. ¿Por qué tantas personas están tan deprimidas e infelices? ¿Por qué tantos están tomando medicamentos antidepresivos? ¿Puede un simple cambio de actitud conducir a la felicidad?

Durante milenios, los teólogos y filósofos han identificado al agradecimiento y la gratitud como virtudes positivas. Pero con el auge del campo de la psicología positiva, los científicos han decidido estudiar la gratitud más a fondo para determinar, científicamente, si la gratitud tiene un efecto positivo en la felicidad y el bienestar. Por ejemplo, el Dr. Robert Emmons, profesor de psicología e investigador científico de la Universidad de California en Davis, se embarcó en un proyecto de investigación intensivo a largo plazo para estudiar los efectos de la actitud de agradecimiento en la felicidad. El afirma que hay muchos resultados positivos al tener una actitud de agradecimiento.

En su libro ¡Gracias! Cómo la nueva ciencia de la gratitud puede hacerlo más feliz, el Dr. Emmons demuestra con su investigación que tener un estilo de vida de gratitud resultará en mejores relaciones, mejores calificaciones, un mayor nivel de energía, mayor vitalidad y mejor descanso. Las personas agradecidas tienen niveles más altos de satisfacción con la vida y niveles más bajos de depresión y estrés.

Los estudios demuestran que la gratitud se puede cultivar y ejercitar deliberadamente por medios tan simples como llevar un diario que enumere las cosas por las que usted está agradecido, tomarse el tiempo para reflexionar sobre las cosas buenas y saborear incluso las pequeñas bendiciones que se le presenten, o simplemente expresar su agradecimiento a alguien que hizo algo por usted.

Muchos están familiarizados con algunas canciones antiguas sobre cómo contar sus bendiciones. Una es de Irving Berlin llamada "Cuenta tus bendiciones (en lugar de ovejas)". La canción se hizo popular por el cantante Bing Crosby. Parte de la letra dice: "Cuando estoy preocupado y no puedo dormir, cuento mis bendiciones en lugar de ovejas, y me duermo contando mis bendiciones".

Otra canción fue "Cuenta tus bendiciones" de Johnson Oatman, Jr., publicada en 1897. Parte de la letra de esta canción dice: "Cuando sobre las olas de la vida eres sacudido por la tempestad, cuando estás desanimado, pensando que todo está perdido, cuenta tus muchas bendiciones, nómbralas una a una, y te sorprenderá lo que ha hecho el Señor por ti".

¿Crees que todas estas personas saben de lo que están hablando? Sí, hay un camino a la verdadera felicidad. Parte de ello implica estar agradecido, como han demostrado estos estudios psicológicos. El Dios Creador quiere que seamos felices. Y, aunque hay razones por las que muchos están descontentos en esta sociedad actual, también hay razones para tener esperanza; "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna" (Juan 3:16). Esto es algo por lo que debemos estar verdaderamente agradecidos. Puede aprender más al respecto y sobre muchos otros aspectos del poder de la gratitud en el libro de los Proverbios. Aprenda a ser agradecido y goce de felicidad y bienestar en su vida.

Puede que el artículo "Siete claves para la paz mental" le resulte útil. También asegúrese de solicitar nuestro folleto gratuito Juan 3:16 Verdades ocultas del versículo dorado.