¿Por qué la profecía?

Díganos lo que piensa de este artículo

En este mundo inestable, vemos un súbito interés por la profecía bíblica. Una búsqueda en Amazon, el mercado más grande del mundo, generará fácilmente una lista de 100 libros sobre el tema y la mayoría de ellos tienen una cosa en común: están equivocados.

Si bien muchos libros que afirman tener conocimiento de asuntos proféticos pueden parecer contener elementos de verdad, a menudo malinterpretan o aplican mal las Escrituras y, por lo tanto, fallan completamente en la interpretación correcta de la profecía.

La desinformación profética no se limita a los libros. La programación de televisión religiosa sobre profecía es muy popular y, la mayoría de los “televangelistas” y los supuestos expertos también se equivocan. Ha habido varias películas populares con el tema de la profecía bíblica, que simplemente llenaron las mentes de los espectadores con ideas falsas. Y aunque la comunicación a través de Internet y de las redes sociales tiene un gran potencial para el bien, también se utiliza para difundir mucha información falsa, ¡incluyendo profecías falsas!

La profecía es un tema interesante y emocionante. Sin embargo, es importante comprender cómo Dios usa la profecía.

¿Qué se requiere para entender la profecía o, en realidad, cualquier parte de la palabra de Dios? Salmos 111:10 nos da la respuesta. “El principio de la sabiduría es el temor del Eterno; buen entendimiento tienen todos los que practican sus mandamientos”. El entendimiento de la Biblia, incluida la profecía, está directamente relacionado a la obediencia a la Ley y al Camino de vida de Dios. Además, entender la identidad de las tribus de Israel en los tiempos modernos es una clave que revela la profecía bíblica.

Algunos grupos e individuos tratan de interpretar los intrincados detalles de las profecías asignando fechas actuales y nombres para que la profecía se ajuste a su teoría favorita o una visión egocéntrica de cómo ocurrirá, a veces dando fechas del cumplimiento profético. Este enfoque es un mal uso de la profecía.

Pero todavía quedan preguntas importantes: ¿Para qué sirve la profecía? Las Escrituras revelan lo siguiente:

  • La profecía cumplida es una prueba definitiva de la existencia de Dios (Isaías 46:9-11).
  • La profecía confirma el plan de salvación de Dios y Jesucristo como Mesías (Hechos 10:43).
  • La profecía nos prepara para el futuro (Daniel 10:14).

¿Cuáles son los beneficios de la profecía? En los escritos de Pablo, se definen claramente tres beneficios:

  • La profecía es beneficiosa para la edificación de la congregación (Efesios 4:11–16, 29).
  • La profecía nos exhorta, nos anima y nos motiva (1 Tesalonicenses 5:14–22).
  • La profecía brinda consuelo y alivia la aflicción y el dolor (2 Corintios 1: 3-5).

El apóstol Pedro dio esta importante instrucción: "Entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada, porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo" (2 Pedro 1:20-21).

Finalmente, el apóstol Juan registró esta severa advertencia en las últimas palabras del Libro del Apocalipsis, al final del Nuevo Testamento: “Yo testifico a todo aquel que oye las palabras de la profecía de este libro: Si alguno añadiere a estas cosas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro. Y si alguno quitare de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida, y de la santa ciudad y de las cosas que están escritas en este libro” (Apocalipsis 22:18-19).

Las escrituras proféticas constituyen alrededor del 25 al 30 por ciento de la Biblia, por lo que entender la profecía, lo que significa y cómo usarla, es esencial para un buen entendimiento de la palabra de Dios. El Curso Bíblico de El Mundo de Mañana y nuestras numerosas guías de estudio sobre temas bíblicos, incluida la profecía, están disponibles sin cargo alguno. Usted también puede considerar el programa ¡Desbloquee la profecía bíblica!" para un mayor entendimiento sobre el tema.