La verdad acerca del cielo, el infierno y el purgatorio

Díganos lo que piensa de este artículo

¿Qué pasa con las falsas doctrinas acerca del Cielo, el infierno y el purgatorio? ¿Y qué hay de las escrituras que supuestamente apoyan estos inventos del razonamiento humano?

La primera mentira de Satanás a la humanidad fue la doctrina del alma inmortal (Eclesiastés 9: 5, Génesis 3: 4). Pero la Biblia dice claramente que "la paga del pecado es muerte", no un tormento eterno en el fuego del infierno (Romanos 6:23). Las Escrituras son igualmente claras respecto a que los muertos "nada saben" (Eclesiastés 9:5) y que nadie ha ascendido al Cielo excepto Cristo (Juan 3:13). ¡En cambio, los santos fieles de Dios (ya sean vivos o muertos) resucitarán al regreso de Cristo (1 Tesalonicenses 4:13-18)!

Muchos de los que defienden la doctrina del cielo hacen referencia a Lucas 23:43. ¿No le dijo Jesús al criminal: "De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso"?

Hay tres claves que ayudan a explicar este versículo: primero, la Biblia es clara en que "nadie subió al Cielo" (Juan 3:13), e incluso después de la crucifixión, Pedro entendió que el antiguo rey David aún no había ascendido al Cielo (Hechos 2:29). En segundo lugar, es importante recordar que los traductores insertaron las comas en este versículo [y en español añadieron la palabra “que”]. El griego no usaba comas. Y tercero, es crucial hacernos una simple pregunta: ¿cuándo Jesús hizo esa declaración, ¿dónde estaría El "hoy" y cuándo estaría en el paraíso?

Después de la muerte de Jesús, Él estuvo en la tumba durante tres días y tres noches (Mateo 12:40). Note que después de su resurrección, cuando fue visto por otros, todavía no había ascendido al Cielo (Juan 20:17). ¡Esto fue tres días después! Claramente, no había ido al cielo el "mismo día" que habló con el criminal, por lo que su declaración no pudo haber significado que vería al criminal en el Cielo "hoy".

Una interpretación más precisa en Lucas 23:43 es simplemente: "Ciertamente, te digo hoy: estarás conmigo en el paraíso". ¡El criminal resucitará en el futuro y verá a Jesús en el paraíso en ese momento!

Muchos citarán Apocalipsis 20:10 para defender su creencia de que un Dios amoroso está permitiendo que millones de personas "no salvas" sean asadas ​​y torturadas para siempre en el infierno. ¿Acaso Apocalipsis 20:10 no indica que la "Bestia" y el "Falso Profeta" (dos seres humanos) son torturados para siempre en el infierno? ¡No, no lo hace!

Independientemente de cuanto los teólogos y predicadores quieran creer que Apocalipsis 20:10 debería decir, "dónde estaban la bestia y el falso profeta y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos", los manuscritos originales simplemente no contienen las palabras "estaban" o "serán". ¡Y, una comprensión adecuada de este pasaje no es ningún secreto! La Nueva Versión King James de la Biblia, incluso en cursiva, debe indicar su omisión en los manuscritos originales, y la Versión King James original omite por completo la palabra "serán".

¡Apocalipsis 20:10 simplemente explica que la Bestia y el Falso Profeta serán arrojados al Lago de Fuego y consumidos! Este es el destino de cualquier pecador que no se arrepienta (Apocalipsis 19:20; 20:15). Non serán atormentados "para siempre".

Finalmente, ¿qué pasa con el purgatorio? Aunque Agustín y Dante abogaron por una limpieza en el purgatorio posterior a la muerte (un estado de aflicción en el limbo entre el infierno y el cielo), esta doctrina simplemente no se encuentra en la Biblia. Martín Lutero negó que la doctrina del purgatorio tuviera alguna base bíblica, y la verdadera Iglesia de Dios original nunca enseñó esta doctrina.

Durante la Edad Media, la Iglesia Católica Romana codificó la doctrina del Purgatorio en numerosos concilios ecuménicos. Su decisión estaba basada en gran medida en textos apócrifos como 2 Macabeos 12, que en realidad habla de la resurrección de los muertos, y no de una vida consciente después de la muerte.

La verdad sobre estos conceptos falsos del cielo, el infierno y el purgatorio es que son una mentira. Pero, la verdad sobre el plan de salvación de Dios es alentadora y maravillosa, ¡y puede probarlo por usted mismo en su Biblia! Para obtener más información, lea el artículo de El Mundo de Mañana "La verdad sobre el infierno" y solicite o lea en línea el folleto titulado ¿Es este el Único Día de Salvación?