La nueva normalidad

Díganos lo que piensa de este artículo

"La nueva normalidad" es un modismo que expresa que se ha producido un cambio significativo que se ha convertido en algo común. Por ejemplo, en las últimas décadas, se ha convertido en algo común el usar computadoras personales y teléfonos celulares para hacer gran parte de nuestras compras en línea. Esa es una nueva normalidad. Están surgiendo muchas nuevas "normalidades", pero ¿son todas buenas?

El término "nueva normalidad" puede haber sido utilizado por primera vez por aquellos a los que un evento le ha cambiado su vida, como una enfermedad devastadora, una lesión o un trauma severo. Esa persona se enfrentaría a una "nueva normalidad", una circunstancia o dificultad que hace que las cosas sean muy diferentes de lo que eran antes de que el evento alterara su vida.

Hoy, este término se ha aplicado a todo tipo de cambios sociales. Aquellos de nosotros que somos mayores, cuando escuchamos el término "nueva normalidad", podemos suponer que las personas tienen que vivir al menos algunas décadas para apreciar los cambios significativos que han tenido lugar durante sus vidas. Pero considerando lo rápido que ocurren los cambios hoy, incluso los niños pequeños están experimentando una "nueva normalidad". Considere el impacto de la pandemia de la COVID-19, por ejemplo. Los niños experimentan una nueva normalidad de distanciamiento social y aislamiento de sus amigos, ya que no pueden participar en actividades en las que anteriormente participaban y tienen que hacer sus estudios en línea desde sus casas. Su nueva normalidad también consiste en lavarse las manos con frecuencia, ver a las personas con mascarillas, ver que las tiendas de comestibles no tienen ciertos artículos, y tal vez escuchar de personas que conocen que están hospitalizadas por la enfermedad.

Podemos ver que ha habido muchos cambios buenos desde el principio del siglo XX, como la electricidad, agua corriente, calefacción central, aire acondicionado, transporte moderno y una larga lista de otros cambios que han mejorado la calidad de vida de muchas personas en todo el mundo. Ciertamente apreciamos la mayoría de los inventos y avances científicos y tecnológicos que han mejorado nuestra vida diaria y han dado a muchas sociedades una "nueva normalidad" positiva. Pero no podemos discernir tan fácilmente los cambios que están ocurriendo que no son buenos, cambios que están llevando a la humanidad en una dirección que traerá consecuencias negativas.

Muchas cosas que son “comunes” hoy en día representan grandes desviaciones de lo "normal" de hace tan solo algunas décadas. Las cosas que solían considerarse anormales se han vuelto comunes y ahora son aceptadas por muchos.

Entonces podemos pensar, "¿Qué es ‘normal’? ¿Quién determina lo que debe considerarse normal? ¿Los sociólogos, los psicólogos, los científicos; los políticos, un cuerpo de expertos que brindan asesoramiento e ideas sobre problemas políticos o económicos específicos; el sistema de educación, el gobierno, y/o la Religión? ¿Y "normal" significa lo mismo que "correcto"?

La palabra "normal" significa "conforme a un estándar". Entonces, la siguiente pregunta lógica es: "¿Cuál es el estándar de lo correcto?" ¿Establece Dios un estándar que nos dice qué está bien y qué no? ¿Qué debería ser "normal" y qué no?

Dios realmente nos dice en su palabra lo que es correcto y normal en términos del comportamiento que El acepta. Nos dice cómo debemos vivir y conducirnos. También describe lo que sucederá en los últimos tiempos, y cómo lo que es "normal" va a cambiar de manera muy significativa en el futuro, y no para mejor. Las cosas irán de mal en peor, mucho peor de lo que la humanidad haya presenciado.

Pero la palabra de Dios también describe un futuro maravilloso diferente a lo que el mundo ha visto, y que Cristo traerá cuando regrese para gobernar a todas las naciones de la Tierra. En ese momento, Cristo llenará la Tierra con el conocimiento de una "nueva normalidad", una forma de vida que, por su diseño, conducirá al amor, a la alegría, a la paz y a la felicidad.

Suena increíble ¿no? Pero el plan maestro de Dios se refleja en los Días Santos que Dios ordena en su palabra desde hace miles de años. Puede enterarse sobre estos emocionantes temas y muchos más, aquí en El Mundo de Mañana.