¿Una futura iglesia católica en Alemania?

Díganos lo que piensa de este artículo

En enero de 2020, la ciudad de Frankfurt organizó la primera asamblea sinodal de la iglesia católica en Alemania. En septiembre se reanudaron reuniones regionales más pequeñas, después de un retraso por las restricciones de la Covid-19 (CRUX, 12 de octubre de 2020). El sínodo de 230 miembros, incluidos obispos, arzobispos y laicos, se reunió para discutir cómo detener la pérdida de los miembros católicos en Alemania. Discutieron temas sobre cuatro categorías que preocupan: “Asuntos relacionados con la forma en que se ejercen el poder y la autoridad en la iglesia; asuntos sobre la moralidad sexual; asuntos sobre el celibato de los sacerdotes; y la participación de las mujeres en el sacerdocio y otros roles oficiales”.

Un obispo alemán dijo que el Papa Francisco se había manifestado dramáticamente preocupado por los pasos que estaba tomando la Iglesia Católica Romana en Alemania para formar un sínodo. De hecho, el Papa Francisco advirtió a los obispos en Alemania que eviten seguir “su propio camino” versus continuar fuertemente unidos con Roma. En su mente, tal vez, estaba la posible creación de una “iglesia nacional alemana”, una idea que ya ha sido discutida entre algunos en Alemania.

Las profecías bíblicas describen claramente el poder de la “bestia” liderado por Alemania que desempeñará un papel importante en la Tierra Santa al fin de esta era e influirá poderosamente en la geopolítica. Esta superpotencia política y militar también estará estrechamente alineada con una iglesia mundial apóstata, la “madre de las rameras” (Apocalipsis 17:5). Con eso en mente, vale la pena observar estos intrigantes acontecimientos. Para una mayor comprensión de esta alianza entre la iglesia y el estado, lean La bestia del Apocalipsis: ¿mito, metáfora o realidad inminente?