Discriminación religiosa en Europa

Díganos lo que piensa de este artículo

“En la medida que el nacionalismo, los temores a la seguridad y los movimientos antiinmigrantes ganan terreno” (Double Helix, 27 de junio de 2018) la situación es cada vez más difícil para los miembros de las religiones minoritarias en toda Europa. El acoso está “dirigido principalmente a los musulmanes y judíos, aunque otras religiones, incluidos algunos grupos cristianos en algunos lugares, también se enfrentan a la discriminación”. Naciones como Bélgica, Dinamarca, Holanda y Francia se han movido para limitar la expresión de las creencias y prácticas musulmanas. El nuevo gobierno de Italia ha sugerido que solo se les permita a los italianos vivir en Italia, y que los que no son italianos deben ser deportados. El problema de la migración en Europa está dividiendo a las naciones, y algunos piensan que el problema podría destruir a la UE (The Guardian, 28 de junio de 2018). A medida que los partidos políticos europeos revivan las agendas nacionalistas, la marginación de los grupos religiosos no católicos promete aumentar.

Durante décadas, la Iglesia Católica ha alentado a los europeos seculares a regresar a sus raíces religiosas, el catolicismo. Estamos comenzando a ver mayores presiones para cumplir con estas directrices, en forma de grupos no católicos que son perseguidos y atacados. A la luz de la historia de Europa y también de las profecías bíblicas, esto no es una sorpresa. Las profecías bíblicas revelan que una iglesia “madre” universal se levantará una vez más sobre sus hijas rameras (ver Apocalipsis 17:3-6). De acuerdo con estas escrituras, esta iglesia y su líder están profetizados que “cabalgarán” o proporcionarán orientación y dirección a un poder militar y político que surgirá en Europa conocido como la “bestia” (v. 7), y promoverán enérgicamente la aceptación y adoración de esta “bestia” venidera (Apocalipsis 13:11-18).

Los acontecimientos en Europa parecen estar preparando el escenario para el empoderamiento de esta gran iglesia universal, que en los siglos pasados no toleró a aquellos que no eran parte de su sistema de creencias. Para comprender mejor hacia dónde conducirá la emergente discriminación religiosa en Europa, vean “Siete señales de la bestia”.