Reunión sin precedentes de la OMS

Díganos lo que piensa de este artículo

Esta semana, la Organización Mundial de la Salud (OMS) celebró la Asamblea Mundial de la Salud número 73 por teleconferencia, en lugar de llevarla a cabo en Ginebra, Suiza. Lo que hizo que esta reunión fuera única, es el hecho de que se llevó a cabo en medio de “la peor pandemia de la historia moderna”, que tiene a la mayor parte del mundo encerrado en cuarentena (NPR, 17 de mayo de 2020).

Hasta ahora, las agencias de salud pública han hecho grandes progresos en el tratamiento de las enfermedades infecciosas. En los últimos 120 años, la expectativa de vida mundial casi se ha duplicado en muchas naciones, gracias a medidas de salud pública como el agua tratada y la eliminación adecuada de los desechos humanos. Sin embargo, en este año 2020, un virus microscópico ha paralizado las economías mundiales y ha aturdido a las agencias de salud pública como la OMS y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). Si bien se conocen los orígenes de la Covid-19 (probablemente de los murciélagos), ¿por qué estamos viendo una nueva enfermedad viral que se propaga por todo el mundo de una manera sin precedentes?

Los estudiosos de las profecías bíblicas saben que Jesucristo enumeró señales específicas que precederían a su retorno a esta Tierra. Cuando sus discípulos les pidieron a Jesús que les dijera las señales de su venida y del fin del siglo (Mateo 24:3), Él respondió: “Mirad que nadie os engañe” (v. 4). Luego destacó varias condiciones mundiales, entre ellas “grandes terremotos, y en diferentes lugares hambres y pestilencias” (Lucas 21:11). Jesús también dijo: “Y todo esto será principio de dolores” (Mateo 24:8). Ha habido pandemias anteriormente, y algunas han provocado muchas más muertes de las que probablemente cause la COVID-19. Pero, ninguna ha ocasionado la parálisis mundial como este nuevo virus, y las profecías indican que lo peor está por venir. La amonestación de Jesús resuena a lo largo de los años: “Y lo que a vosotros digo, a todos lo digo: Velad” (Marcos 13:37). Para saber más sobre la segunda venida de Jesucristo,  lean Catorce señales que anuncian el retorno de Cristo.