Rescate de la economía a causa del Coronavirus ¿Funcionará?

Díganos lo que piensa de este artículo

"Lo que sea necesario" es la réplica ahora famosa del entonces presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, a la crisis de la deuda europea del 2012, ¡y es un dicho que muchos líderes mundiales y gobiernos nacionales están utilizando (The Economist, 19 de marzo de 2020)! ¡Los líderes mundiales parecen estar prometiendo la luna! A mediados de marzo, el presidente francés Macron prometió que "ninguna empresa, sea cual sea su tamaño, correrá el riesgo de quiebra". Alemania ha prometido "efectivo ilimitado a las empresas" afectadas por el virus. En febrero, Japón entregó un paquete de incentivos económicos a su población y lo hizo nuevamente en marzo. Estados Unidos recientemente impulsó un paquete de incentivos récord por el valor de dos billones de dólares (New York Times, 27 de marzo de 2020). El tráfico aéreo sobre Europa ha caído en dos tercios, lo que lleva a cargas de deuda aún mayores (Deutsche Welle, 25 de marzo de 2020). Las naciones de todo el mundo no se han endeudado tanto desde la Segunda Guerra Mundial. Y en muchos casos, las naciones asumirán incluso más deuda que en la Segunda Guerra Mundial, como un porcentaje del PIB (Producto Interior Bruto), solo para mantener sus economías a flote.

The Economist informa que el PIB de China puede haber caído un 10% durante el primer trimestre. Se pronostica que el PIB de la euro zona se contraerá un 12% en el segundo trimestre. Muchos economistas esperan que la economía mundial se recupere nuevamente en la segunda mitad del año a menos que la crisis del coronavirus se prolongue, entonces la economía podría cojear por más tiempo. Se espera que las economías y las poblaciones de las partes ricas del mundo superen la crisis actual con relativa facilidad, pero no se puede decir lo mismo de las naciones pobres de la Tierra donde los gobiernos no pueden apoyar a sus poblaciones con efectivo y los sistemas de salud se están desmoronando bajo el peso del virus.

La profecía bíblica habla de un tiempo en el futuro donde el hambre y la enfermedad se combinarán y matarán a un número de personas sin precedentes en todo el mundo (Apocalipsis 6:5-8). Pensando que el tiempo futuro aún no está aquí, el coronavirus está proporcionando información sobre cómo podría ocurrir tal devastación. Los gobiernos mundiales pueden tener lo que se necesite para superar esta crisis actual, pero ¿qué pasará con la próxima crisis o la siguiente?