¿Por qué los “enamorados” de la nación de los Estados Unidos la abandonarán?

Díganos lo que piensa de este artículo

Durante gran parte del siglo pasado, el motor económico de los Estados Unidos ha contribuido a impulsar las economías de las naciones de todo el mundo. Reuters informa que la economía de los Estados Unidos representa el 25 por ciento del producto interno bruto mundial y los consumidores estadounidenses están entre los principales compradores de los bienes mundiales, pero esto deja al mundo en un lugar muy vulnerable: “Los funcionarios de México a Japón ya están al límite. Las exportaciones se han visto afectadas en Alemania, y Canadá mira hacia el sur con cautela, sabiendo que cualquier otro golpe al crecimiento de los Estados Unidos sin duda se extenderá” (20 de julio de 2020).

A medida que la economía de los Estados Unidos se deteriora bajo el peso de las restricciones del coronavirus, millones de personas están sin trabajo y el poder adquisitivo del estadounidense promedio continúa disminuyendo. Como consecuencia, los bienes producidos en todo el mundo destinados a los mercados de los Estados Unidos están almacenados o no se están fabricando, lo que provoca un efecto de goteo en las economías internacionales que dependen del comercio con los Estados Unidos. Las exportaciones estadounidenses también  han disminuido en más de un 35 por ciento, y esto ha reducido las fuentes de ingresos esenciales para la compra de bienes y servicios extranjeros. ¡Sin embargo, muchos predicen que esta recesión económica puede durar años! Demostrando esta interdependencia financiera internacional, un exfuncionario del Banco de Japón dijo: “La recuperación de Japón se retrasará realmente si no se detiene la propagación del coronavirus en los Estados Unidos y no aumentan las exportaciones hacia los Estados Unidos desde varios países asiáticos”.

Con las profecías bíblicas como guía, podemos ver que esta crisis económica podría llevar a las naciones que dependen del comercio con los Estados Unidos a buscar oportunidades comerciales en otros lugares. Dios advirtió a través del profeta Jeremías: “Todos tus enamorados te olvidaron; no te buscan; porque como hiere un enemigo te herí, con azote de adversario cruel, a causa de la magnitud de tu maldad y de la multitud de tus pecados” (Jeremías 30:14). Esta advertencia ciertamente se aplica a los descendientes de las doce tribus de Israel del tiempo del fin, incluidos los Estados Unidos. Eventualmente, estos “enamorados” entregarán sus afectos al poder de la “bestia” europea encabezada por Alemania que al fin de esta era enriquecerá a las naciones de la Tierra por un corto tiempo (Apocalipsis 18:1-18). Para más información sobre este futuro poder, que será el centro de la economía mundial, lean nuestro folleto gratuito, La bestia del Apocalipsis: ¿mito, metáfora o realidad inminente?