Peste bubónica y comer roedores

Staff de Noticias y Profecía
Díganos lo que piensa de este artículo

Cada año, decenas de personas mueren a causa de la peste bubónica, la “muerte negra” que mató a decenas de millones en Eurasia en el siglo XIV. Esta peste bacteriana se asocia con condiciones insalubres y se transmite por los roedores y sus pulgas. Recientemente, una pareja nativa de Mongolia “murió de peste bubónica después de comer un riñón de marmota cruda, lo que provocó una cuarentena que dejó a los turistas varados en una región remota durante días” (The Guardian, 6 de mayo de 2019). “Las autoridades han advertido a las personas que no coman carne cruda de marmota porque puede portar Yersinia pestis, el germen de la peste. Algunas personas ignoran las advertencias porque creen que consumir las entrañas de un gran roedor es bueno para su salud.”

En nuestro mundo moderno, donde la mayoría de las personas comen lo que quieren, muertes trágicas como esta no deberían ser una sorpresa. Sin embargo, estas muertes se pueden evitar y prevenir porque el conocimiento de cómo evitar esta enfermedad ha existido durante miles de años. La Biblia contiene una lista de animales que están identificados como “inmundos”, que no deben ser consumidos por los seres humanos, y esa lista incluye a los roedores (ver Levítico 11 y Deuteronomio 14). Aunque la Biblia no proporciona la base biológica para estas restricciones dietéticas, la ciencia moderna sobre la transmisión de enfermedades nos ayuda a comprender por qué estas prohibiciones que salvan vidas están registradas en las Escrituras. Para más información sobre las leyes dietéticas bíblicas, lean “Cinco libros que cambiaron el mundo”.