La creciente fuerza nuclear de Irán

Díganos lo que piensa de este artículo

Según los informes del mes de septiembre del organismo de control nuclear de la ONU, Irán tenía diez veces más la cantidad de uranio enriquecido permitido según el acuerdo nuclear de 2015 con las potencias mundiales (Times of Israel, 4 de septiembre de 2020). En noviembre, el Instituto de Ciencia y Seguridad Internacional (ISIS, por sus siglas en inglés) informó que Irán posee doce veces más de la cantidad acordada (ISIS, 12 de noviembre de 2020). En septiembre, Irán reveló que tenía un misil balístico que podía llegar a cualquier parte de los Estados Unidos, afirmando en los titulares de un periódico autorizado por el estado: “El suelo estadounidense está ahora dentro del alcance de las bombas iraníes” (Gatestone Institute, 5 de septiembre de 2020). Además, advirtieron: “El tipo de tecnología de misiles balísticos utilizada para lanzar este satélite [un satélite militarizado] podría lanzar armas nucleares, químicas o incluso biológicas para borrar a Israel del mapa, atacar las bases estadounidenses y los aliados en la región, e incluso las instalaciones de Estados Unidos y la OTAN en lugares lejanos como Europa occidental”.

Según el instituto: “Irán ahora tiene suficiente uranio poco enriquecido para producir suficiente uranio de grado adecuado para armas para una segunda arma nuclear, donde la segunda podría producirse más rápidamente que la primera” (FOX, 2 de diciembre de 2020). Aunque los programas nucleares y de otro tipo de armas de Irán se mantengan en secreto, existe un entendimiento ampliamente aceptado de que tienen más capacidad de lo que se creía anteriormente, y su retórica es peligrosa e irresponsable.

Las profecías bíblicas del tiempo del fin indican que probablemente las armas nucleares serán utilizadas a escala mundial antes de la segunda venida de Jesucristo. El libro del Apocalipsis indica que miles de millones de personas morirán antes de que Cristo regrese a la Tierra para establecer su Reino que traerá la paz (Apocalipsis 6: 4–8; 9: 13–18). La proliferación de estos dispositivos en todo el mundo apunta a la destrucción que vendrá en los próximos años. ¡Sin embargo, la Biblia también revela que la humanidad no se destruirá a sí misma con armas nucleares y que la paz finalmente vendrá de una fuente inesperada! Para más información sobre este tema, vean “El verdadero Armagedón”.