La creciente amenaza de misiles en Irán

Díganos lo que piensa de este artículo

En respuesta a las recientes medidas europeas para censurar la actividad nuclear iraní, Irán reveló imágenes de sus tres “ciudades de misiles” subterráneas (Jerusalem Post, 15 de enero de 2020). Enterradas a una profundidad a prueba de bombas, a más de un cuarto de milla [500 metros] bajo tierra en las montañas iraníes. Estos almacenes subterráneos de misiles contienen misiles balísticos y cohetes de combustible sólido.

Según algunos expertos, Irán no ha reiniciado su programa nuclear (Washington Post, 6 de enero de 2020). Sin embargo, Irán afirma estar enriqueciéndose con uranio a un ritmo mucho más rápido. De hecho, Scientific American informa: “según una declaración del 25 de enero de un alto funcionario de la Organización de Energía Atómica de Irán”, en los últimos tres meses Irán ha duplicado su reserva de uranio (8 de febrero de 2020). David Albright, un especialista en política nuclear, la señala: “Si el uranio se refina aún más para convertirlo en un elemento bélico, eso es suficiente para construir una bomba atómica, un proceso que podría llevar solo dos o tres meses”, pero “construir armas reales tomaría mucho más tiempo”.

Mientras tanto, otras naciones alrededor del mundo están considerando salir del Tratado de No Proliferación Nuclear de 50 años (Washington Post). Las listas de naciones que evalúan si deberían o no desarrollar armas nucleares incluye Turquía, Arabia Saudita, Australia e incluso Alemania.

A la luz de la creciente inestabilidad mundial y a medida que aumentan las “guerras y rumores de guerras”, aquellos que observan las profecías bíblicas deben tener en cuenta que ¡“aún no es el fin” (Mateo 24:6)! De hecho, Jesús enumeró múltiples condiciones que deben ocurrir antes de su retorno, y dijo que solo es “principio de dolores” (v. 8). Para más información sobre los acontecimientos del tiempo del fin, vean el programa “Siete señales de la segunda venida”.