¿Etiopía se roba el agua egipcia?

Díganos lo que piensa de este artículo

El río Nilo, considerado durante mucho tiempo como el río más largo del mundo, es alimentado por dos afluentes principales: el Nilo Blanco y el Nilo Azul. El Nilo Azul, responsable de aproximadamente el 80 por ciento del caudal del Nilo, comienza en las montañas de Etiopía. Sin embargo, durante décadas, Etiopía no ha tenido todos los derechos sobre el agua que fluye a través de su propia tierra.

Recientemente, Etiopía informó al ministro de irrigación de Egipto que está llenando la Gran Presa del Renacimiento Etíope por segundo año. Esta presa es fundamental para la generación de energía y el desarrollo económico de Etiopía. Al mismo tiempo, controla (y potencialmente retiene) el agua que fluye hacia el Sudán y hacia una parte significativa de los 80 millones de habitantes de Egipto. “Egipto y Sudán han emprendido una campaña diplomática para lograr un acuerdo legalmente vinculante sobre la operación de la presa, pero las conversaciones se han estancado repetidamente” (Reuters, 6 de julio de 2021). Etiopía dice que finalmente está tomando el control de las aguas en su territorio, en lugar de permitir que las naciones que se encuentran rio abajo determinen su uso. La situación es tan grave que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas se está involucrando.

¿Podrían Etiopía, Sudán y Egipto terminar yendo a la guerra por la disputa de estas aguas? ¡Posiblemente! Por otro lado, las profecías bíblicas indican que también podríamos ver a estas naciones cooperando entre sí al fin de esta era, incluso en oposición al poder de la “bestia” europea. Ésta es una situación que los estudiosos de las profecías bíblicas deben seguir observando. Para más información sobre la relación pasada y la posible relación futura entre Egipto y Etiopía, lean El resultado final de la crisis actual.