¿Es inevitable una guerra con Irán?

Díganos lo que piensa de este artículo

Las tensiones han estado escalando entre los Estados Unidos e Irán, especialmente con la reciente decisión de los Estados Unidos de intentar, mediante sanciones, reducir a cero las exportaciones petroleras iraníes (Reuters, 14 de mayo de 2019). En las últimas semanas, cuatro petroleros, entre ellos dos de Arabia Saudita, fueron atacados cerca de los Emiratos Árabes Unidos, y dos estaciones de bombeo de petróleo sauditas fueron atacadas con aviones no tripulados. Estos ataques provienen de lo que se supone son representantes (proxies) yemeníes de Irán. Israel ha advertido a los Estados Unidos que Irán planea atacar objetivos de Estados Unidos u objetivos que pertenecen a los aliados de Estados Unidos, incluidas las instalaciones de producción de petróleo de Arabia Saudita (Times of Israel, 11 de mayo de 2019).

Los Estados Unidos recientemente trasladaron un nuevo grupo de ataque de portaaviones a la región, lo que provocó una amenaza del representante del líder supremo iraní: “Su flota de mil millones [de dólares] puede ser destruida con un solo misil... Si intentan cualquier movimiento, ...[enfrentarán] decenas de misiles porque en ese momento los funcionarios [del gobierno] no estarán a cargo para actuar con cautela, sino que las cosas estarán en manos de nuestro querido líder” (Times of Israel, 10 de mayo de 2019). Tanto el presidente Trump como el líder supremo de Irán han declarado que no hay planes de guerra entre las dos naciones (Reuters, 14 de mayo de 2019). Sin embargo, Estados Unidos ordenó la salida de los empleados gubernamentales no esenciales de Irak (Al Jazeera, 15 de mayo de 2019).

Aunque en el mundo abundan las amenazas de guerras, la tensión en la región del Golfo Pérsico es particularmente alarmante debido a los temperamentos altivos y a los actores fuertemente armados, algunos de los cuales también poseen armamento nuclear. Además, el 20% de la producción mundial de petróleo fluye a través de esta región tan volátil.  Durante miles de años, las profecías bíblicas se han centrado en el Oriente Medio como punto de ignición para los acontecimientos del tiempo del fin, cuando el “rey del Sur” (un poder árabe-musulmán) así como las naciones al norte y oriente de Jerusalén surjan para aterrorizar (Daniel 11:40–44). Para obtener respuestas más detalladas, asegúrese de ver "Guerra Mundial en el Oriente Medio".