El Brexit y el Reino Unido en declive

Díganos lo que piensa de este artículo

Con solo un mes desde el Brexit, ya los economistas pronostican que la ruptura con la Unión Europea tendrá un impacto negativo en las finanzas británicas en los próximos dos años. De hecho, los economistas esperan que el Reino Unido se vea afectado por costos financieros cuatro veces mayores que los experimentados por la UE (The Guardian, 11 de febrero de 2021).

También se está produciendo otro cambio financiero importante desde el Brexit, con Ámsterdam ahora superando a Londres en lo que respecta al volumen de acciones negociadas en el mercado abierto (EU Observer, 12 de febrero de 2021). Tras el Brexit, el número de acciones negociadas en Ámsterdam aumentó en un 400 por ciento de diciembre a enero (Financial Times, 10 de febrero de 2021). “El cambio fue impulsado por la prohibición de que las instituciones financieras con sede en la UE operen en Londres porque Bruselas no ha reconocido que las bolsas y centros de negociación del Reino Unido tengan el mismo estatus de supervisión que el suyo”.

Las profecías bíblicas establecen claramente que las naciones de descendencia israelita experimentarán un dramático declive al fin de esta era por haberse apartado de Dios (Deuteronomio 28:15, 20, 44). Aunque los Países Bajos también son una nación de descendencia israelita, es Efraín, las naciones de origen británico, quienes cosecharán la peor parte del descontento de Dios (Oseas 7:8-10). A medida que los acontecimientos se desencadenan, vemos al Reino Unido descender aún más ante los ojos del mundo, tal como la Biblia lo predice. Para más información sobre el futuro del Reino Unido, vean “Ocaso para Gran Bretaña y Estados Unidos”.