Autopistas desoladas

Díganos lo que piensa de este artículo

¡En los últimos dos meses el mundo ha cambiado drásticamente! Las calles y autopistas en las ciudades de todo el mundo, desde París y Londres hasta Nueva York, y de Madrid a Los Ángeles, se quedaron sin tráfico casi de la noche a la mañana debido al cierre de emergencia para controlar el coronavirus.

El tráfico aéreo también ha mermado durante esta crisis mundial. Las aerolíneas comerciales normalmente realizan más de 100,000 vuelos cada día y transportan a millones de pasajeros (Travel & Leisure, 19 de mayo de 2017). Sin embargo, alrededor del 62 por ciento de la flota de aerolíneas comerciales del mundo está actualmente en tierra debido a la pandemia de la COVID-19 (TIME, 17 de abril de 2020). Muchas naciones han puesto en tierra todas sus flotas aéreas nacionales y otras han reducido considerablemente los vuelos programados. Incluso los envíos marítimos se han reducido drásticamente, ya hay menos barcos viajando en alta mar.

Las profecías bíblicas advierten que por haber rechazado a Dios, una de las maldiciones que golpeará a las naciones será: “vuestros caminos sean desiertos” (Levítico 26:22). Aunque es probable que haya más por venir que le de cumplimiento a esta profecía, de repente hemos tenido una visión del futuro en cuanto a cómo podría suceder esto. Como resultado de estas “autopistas” desoladas, muchas empresas nacionales e internacionales se han visto amenazadas, muchas economías nacionales están afectadas y muchas personas están sufriendo. Para más información sobre las profecías bíblicas del tiempo del fin y su cumplimiento, lean Catorce señales que anuncian el retorno de Cristo.