Alarmantes tendencias de salud en Estados Unidos

Díganos lo que piensa de este artículo

Los expertos en salud pública están preocupados. “A pesar de que la atención médica es más costosa que en cualquier otro país, Estados Unidos ha visto un aumento en la mortalidad y una disminución en la expectativa de vida para personas entre los 25 y 64 años de edad, que deberían estar en la plenitud de sus vidas” (MSN, 26 de noviembre de 2019). Los factores que impulsan el aumento en las tasas de mortalidad de Estados Unidos incluyen el suicidio, la drogadicción y las sobredosis (la epidemia de opioides), la obesidad, la enfermedad hepática relacionada con el alcohol y muchas otras causas. Más preocupante aún es que las mujeres en edad laboral “están sucumbiendo a enfermedades que antes eran mucho más comunes en los hombres”. Según el doctor Steven H. Woolf, de la Virginia Commonwealth University, estas tendencias indican que “hay algo terriblemente mal” en Estados Unidos y que “hay un problema fundamental que está causando efectos adversos para la salud en muchos aspectos diferentes para los adultos en edad laboral”.

La doctora Ellen Meara, profesora del Instituto Dartmouth para Políticas de Salud y Prácticas Clínicas, indicó: “Hay algo fundamental acerca de cómo se sienten las personas en algún punto, ya sea económico, estrés o deterioro familiar”. La doctora Meara señaló: “Las personas se sienten peor acerca de ellos mismos y su futuro, y eso los lleva a hacer cosas que son autodestructivas y que no promueven la salud”. El hecho de que Estados Unidos tenga uno de los niveles de vida más altos del mundo y, posiblemente, uno de los sistemas de atención médica más avanzados del mundo, también hace que estas tendencias sean muy inquietantes.

La Biblia revela que Dios pone la salud y la sanidad a disposición de quienes le obedecen y viven según sus mandamientos (Éxodo 15:26). Conforme observamos el declive de Estados Unidos y muchas otras naciones en el mundo, es importante recordar que este declive moral, físico, económico y militar va de la mano con el continuo rechazo a Dios y a sus leyes. Lean “El extraordinario auge del mundo occidental”, que arroja más luz sobre este tema.