¿Dónde encontrar la verdadera educación?

Díganos lo que piensa de este artículo

Hace pocos años, un importante periódico publicó un artículo sobre la forma como los estudiantes de primer año "son educados" en las grandes universidades. El artículo se refiere a la forma como están estructurados los "cursos de orientación" en varias de las universidades más prestigiosas. ¡Deseo advertir a mis apreciados lectores que las siguientes palabras no son mías! Son del redactor, tal como fueron publicadas en uno de los periódicos más prestigiosos del mundo:


"En Princeton, los estudiantes de primer año, en la primera semana de estudios deben asistir a una comedia representada por otros estudiantes que lleva como título: ‘Sexo el sábado en la noche’. El propósito es advertir acerca de las violaciones y del abuso del alcohol. Muchas escuelas tienen programas similares. Sus nobles intenciones quedan, sin embargo, ensombrecidas por un mensaje destructivo: ¡La universidad es para estar ocupados… mas no solo en la biblioteca! La comedia gira en torno a un tal Joe, estudiante de último año, quien, incitado por sus compañeros, debe seducir en su primera cita a Francia, una ingenua estudiante de primer año. En la siguiente escena sus compañeros, obsesionados por la lujuria, tratan de idear formas para seducir a las recién llegadas. Entretanto, Joe y Francia beben hasta quedar completamente embriagados" (5 de septiembre del 2007).

Aquí detuve la cita del artículo en mención, porque la trama se hace mucho más gráfica. Este artículo no es más que uno entre los muchos que he leído acerca de la depravación extrema de los medios donde se imparte la "educación superior".

¡Increíble!

Si hay un Dios verdadero, y lo hay, ¿que pensará acerca de una sociedad que tolera tal comportamiento y aun lo incluye como parte de la educación superior? Si bien las universidades enseñan a niveles avanzados asignaturas como las matemáticas, la ciencia y la literatura; la sociedad en que vivimos se acerca aceleradamente a un total descalabro.

Refiriéndose a este tema, el doctor J. Martin Klotsche, rector emérito de la Universidad de Wisconsin, dijo: "En resumen, la virtual eliminación del analfabetismo no ha dado como resultado una forma de vida más inteligente. Porque si se diera una correlación entre la alfabetización y la inteligencia, estaríamos presenciando en nuestros días la disminución de las guerras, de los conflictos nacionales, del crimen, la delincuencia y el desajuste generalizado de la sociedad. Pero el resultado es todo lo opuesto. Porque nuestro ilustrado siglo veinte también ha sido el más sangriento y turbulento… Las dos grandes pérdidas de nuestro tiempo han sido la verdad y la conciencia; y a menos que podamos restaurar esas dos virtudes a una posición de primera importancia, nuestros esfuerzos educativos habrán sido en vano" (1 de septiembre de 1976).

Como algunos de nuestros lectores lo saben, la revista El Mundo de Mañana es patrocinada por la Iglesia del Dios Viviente, la cual también patrocina a la Universidad Viviente, una institución que enseña a distancia cursos universitarios con un concepto totalmente diferente de la educación. Los estudiantes de la Universidad Viviente, tanto jóvenes como mayores, llegan a entender la razón de ser de la existencia humana, del verdadero propósito de la vida y cómo alcanzar ese propósito. Los profesores están bien capacitados en sus respectivas disciplinas, pero lo más importante es que tienen el verdadero entendimiento de la razón por la cual estamos aquí y de la manera como se alcanza el éxito auténtico en la vida.

En los últimos cien años las universidades se han vuelto increíblemente seculares. Con muy pocas excepciones, no toman en cuenta a Dios en sus conocimientos (Romanos 1:28-32). Su principal objetivo es ampliar los conocimientos del mundo material mediante la utilización del método científico, y preparar a los estudiantes para vivir y trabajar en el pluralismo de una sociedad globalizada. Esas instituciones inculcan en la juventud conocimientos, metas e ideales exclusivamente seculares. Totalmente se ha abandonado la base primordial del conocimiento: la Palabra de Dios. Los estudiantes pueden aprender a ganarse la vida y a dirigir las realidades políticas del mundo, pero no aprenden a vivir siguiendo los caminos de Dios.

No debería sorprendernos que, en nuestro mundo actual, cada vez menos personas están dispuestas a consagrar su vida al camino de vida auténtico del cristianismo original. Espero que usted sea la excepción. Mediante esta revista y los programas de radio y televisión de El Mundo de Mañana, estimulamos a millones de personas a experimentar el emocionante camino de vida de la Biblia. Por supuesto, vivir por la Palabra de Dios significa que con certeza sabemos en lo que consiste ese camino y el entregarse de corazón para seguirlo. Un primer paso es adquirir la educación correcta, independientemente de nuestra edad, sexo, posición social o económica.

He aprendido que la verdadera educación, conforme las Escrituras la presentan, va más allá de la producción de conocimientos. Debe enseñar valores espirituales sin los cuales todo lo demás nos llevará al despeñadero. La auténtica educación debe basarse en la verdad de Dios. Solo una persona con la buena voluntad para aprender del Gran Maestro, y seguir su ejemplo, construirá el fundamento apropiado para recibir el conocimiento verdadero.

En los cuatro años desde que establecimos la Universidad Viviente, con la colaboración de uno de los antiguos profesores de la Institución Ambassador, centenares de estudiantes han concluido en línea cursos de Teología que han enriquecido su vida en gran manera. En el último semestre más de 200 estudiantes se matricularon. Uno nunca sabe cómo llegarán los estudiantes a la Universidad Viviente. Quisiera compartir con ustedes la historia de una de ellas. En sus propias palabras:

"Un día del verano pasado, para mi sorpresa, encontré un folleto titulado: Estados Unidos y Gran Bretaña en profecía en el estante de mis libros en el sótano. Había ido a buscar un libro sobre el índice de glicemia, creyendo que sabía exactamente dónde estaba. Sin embargo, en el lugar del libro, estaba el folleto mencionado escrito por Herbert W. Armstrong. El contenido de ese folleto me dejó extasiada. Tan pronto como terminé su lectura, ingresé a internet buscando a este señor Armstrong. En consecuencia me encontré, no solo en el sitio en la red de la Iglesia del Dios Viviente, sino matriculada en el curso THL 135…"

La verdadera educación, la recuperación de los valores verdaderos y permanentes, es el concepto fundamental de la Universidad Viviente. En la Universidad Viviente, en todo lo que hacemos, nos estimulamos unos a otros a cumplir nuestra misión, de "recuperar los verdaderos valores". En la Universidad Viviente se estudia la Palabra de Dios con profundidad y perspicacia y se aplica al desarrollo de toda la persona para liderazgo y servicio cristiano. Sus estudiantes aprenden a aplicar los valores bíblicos en todas las faceta de la vida, como arte, literatura, salud, ciencia, música y relaciones humanas. Esta oportunidad proporciona el desarrollo personal y espiritual.

Por supuesto que la Universidad debe contar con apoyo para funcionar. La Iglesia del Dios Viviente provee ayuda básica anual para subvencionar sus operaciones. Pero para funcionar con eficiencia, necesita el apoyo de quienes deseen contribuir, ya sea mediante sus oraciones, donaciones o matriculándose en sus lecciones. Si usted desea saber más acerca de las oportunidades en la Universidad Viviente, y cómo puede llegar a formar parte de este importante esfuerzo, ya sea como estudiante o como donador, no deje de visitar el sitio en la red de la Universidad: www.livinguniv.com.

El don de la verdadera educación en la Universidad Viviente, uno de los más valiosos esfuerzos de nuestro tiempo, contribuye a preparar personas para un posible liderazgo en la obra de Dios en este tiempo del fin. La Universidad Viviente, al capacitar líderes cristianos por todo el mundo, busca instruir en los caminos de Dios mucho más allá de las fronteras geográficas a todos los pueblos. Como dice su lema: "El mundo entero es nuestro campus".

¿Está usted interesado en capacitarse para un posible liderazgo? ¿Está usted interesado en prepararse realmente para hacer su parte en el venidero Reino de Cristo, el ya próximo gobierno de Dios que regirá a todo el mundo después del regreso de Jesucristo? ¡Entonces actúe! Hágase parte de la Universidad Viviente mediante sus fervientes oraciones; y tome en consideración involucrarse más de lleno inscribiéndose en los cursos de la Universidad Viviente, la cual provee ¡un auténtico adelanto de la verdadera educación en el mundo de mañana!

MÁS ARTÍCULOS DE ESTA EDICIÓN

Mostrar todos