Ser desagradecido es la norma

Staff de Noticias y Profecía
Díganos lo que piensa de este artículo

Ser desagradecido es la norma: ¿Han notado que, en la sociedad actual, acelerada y egocéntrica, pocas personas se toman el tiempo para decir “gracias” o mostrar reconocimiento? Otros también lo han notado. Recientes investigaciones basadas en grabaciones de más de 1,000 conversaciones en ocho idiomas diferentes, revelaron que muy pocas personas expresan agradecimiento cuando otros les ayudan. “Aunque el idioma inglés surgió como un caso atípico en el estudio, con la palabra “gracias” utilizada más que en cualquier otro idioma, esta expresión o expresiones similares se observaron solo en un 14.5% de las conversaciones grabadas” (The Guardian, 22 de mayo de 2018).

Los científicos no vinculan esta falta de agradecimiento con el aumento de la rudeza, sino con que las personas simplemente asumen que los demás cooperarán con ellos; por lo tanto, si las personas le ayudan independientemente de su respuesta, ¿por qué debería molestarse en mostrar agradecimiento? Los autores del estudio señalan que la expresión directa de agradecimiento ya no es necesaria cuando se espera la ayuda.

La Biblia dice que una de las características de los “postreros días” es que las personas se volverán cada vez más “ingratas” (2 Timoteo 3:1-2). Lo que los investigadores notaron sobre este tema, es lo que Biblia indica como una de las señales de nuestros tiempos, en que las personas se centran cada vez más en si mismas: “amadores de sí mismos… aborrecedores de lo bueno” y “amadores de los deleites” (v5. 2-4). En cambio, la gratitud es un atributo de Dios que los cristianos deben expresar (Colosenses 3:15). En un mundo donde cada vez nos apartamos más de la moralidad bíblica, no es sorprendente ver que las expresiones de agradecimiento disminuyan. Para más información sobre la importancia de ser agradecidos, lean Gratitud de Richard Franz o Desagradecido de Davy Crockett III —Scott Winnail, Francine Prater y Chris Sookdeo