Poder sanador de la creación

Staff de Noticias y Profecía
Díganos lo que piensa de este artículo

Durante miles de años, los seres humanos han comprendido el poder sanador de la naturaleza. Los spas y retiros en el campo se han utilizado durante mucho tiempo para experimentar el poder restaurador del “aire fresco”. Sin embargo, investigaciones recientes están comenzando a documentar los beneficios de esta antigua práctica.

Los médicos están empezando a prescribir tiempo en contacto con el mundo natural como una forma de “combatir el estrés y mejorar la salud” (New York Times, 12 de julio de 2018). Un “análisis de estudios de 2010 que se centró en el ejercicio en la naturaleza, encontró mejoras en la autoestima, particularmente entre los participantes más jóvenes. Los efectos generales sobre el estado de ánimo se intensificaron cuando había un arroyo u otro cuerpo de agua cerca”. Aunque los mecanismos para explicar cómo todo esto sucede todavía se les escapan a los científicos, muchos investigadores y profesionales de la salud creen que el contacto con la naturaleza es una herramienta poderosa para mejorar y mantener la salud.

Durante mucho tiempo la Biblia ha notado los efectos positivos del contacto con la creación de Dios. El rey David escribió que pasar tiempo: “junto a aguas de reposo… Confortará mi alma” (Salmos 23:1-3). Fue motivado mental y espiritualmente a regocijarse y a meditar cuando contempló la grandeza de todo lo que Dios creó (Salmos 104). Cuando David se percató de lo pequeño que era en la inmensidad de la creación de Dios, se sintió motivado de saber que Dios “[tiene] de él memoria” (Salmos 8: 1-6).

Hoy en día, muchos buscan consuelo en los centros comerciales, cines y sudando en los gimnasios mientras ven videos de ejercicios, ya que viven en altos edificios de apartamentos, aislados del mundo natural. Sin embargo, Dios en su sabiduría creó a los seres humanos con la capacidad de beneficiarse mental, física y espiritualmente del contacto con su creación, donde pueden experimentar una conexión con su Creador. Para más información sobre cómo la creación arroja luz sobre el Creador, vean el programa Siete pruebas que Dios existe”. —Scott Winnail y Francine Prater