¿Paz en Asia?

Staff de Noticias y Profecía
Díganos lo que piensa de este artículo

La semana pasada Corea del Norte y Corea del Sur por primera vez en años llevaron a cabo serias negociaciones de paz, y esta vez parece que se puede lograr un progreso real. Lo que ahora se llama la Declaración de Panmunjom (llamada así por el lugar donde se organizaron las negociaciones) afirma que “Corea del Sur y Corea del Norte confirmaron el objetivo común de realizar, mediante una desnuclearización completa, una península coreana libre de armas nucleares” (The Guardian, 26 de abril). 2018). Los líderes de las dos naciones “también se comprometieron a esfuerzos persistentes para llevar a cabo conversaciones con Estados Unidos, y posiblemente China, para finalizar formalmente la guerra de Corea de 1950-53 con un tratado de paz que reemplace la precaria tregua que detuvo las hostilidades”.

También el viernes pasado, China e India llevaron a cabo conversaciones de alto nivel en un intento por apaciguar una disputa fronteriza cada vez más intensa que algunos temen que podría llevar a una guerra caliente (Reuters, 28 de abril de 2018). Aunque ambas partes minimizaron la reunión como una reunión “para romper el hielo”, ambas naciones acordaron “mejorar la comunicación entre sus ejércitos para mantener la paz en la frontera”. Ambos líderes “también enfatizaron que, mientras tanto, es importante mantener la paz y la tranquilidad en todas las zonas de la región fronteriza entre India y China”.

La dirección positiva de las conversaciones de paz en la península de Corea y también entre China y la India es alentadora y podría traer un tipo de paz a la región por un tiempo. Las profecías del tiempo del fin revelan que estas naciones podrían eventualmente unir esfuerzos para reunir un ejército masivo del tiempo del fin que invadirá al profetizado poder de la bestia europea y traerá una vasta destrucción, matando a una tercera parte de la humanidad (ver Daniel 11:40-44; Apocalipsis 9:13-18). Es necesaria cierta clase de paz entre estas naciones para que se lleve a cabo el cumplimiento de estas profecías. Sin embargo, los esfuerzos de la humanidad por forjar una paz duradera, no prevalecerán (Isaías 33:7, Jeremías 6:14; 8:11, 15), porque se intentarán sobre la base del razonamiento humano y no sobre la base permanente de las leyes de Dios (Isaías 59:8; Salmos 119:165). Para más información sobre el camino hacia la paz verdadera, lean “La clave de la paz y la felicidad mundiales”.