Niños espías en el Reino Unido: ¿A dónde podría llevar esto?

Díganos lo que piensa de este artículo

El Reino Unido está evaluando un nuevo y controvertido proyecto de ley que permitiría a las agencias gubernamentales reclutar a niños de 16 y 17 años para espiar a sus padres. La idea del proyecto de ley es ayudar al gobierno a “detectar delitos, proteger la salud pública, o la seguridad nacional, o para ayudar a recaudar impuestos” (Telegraph, 24 de enero de 2021). Este proyecto de ley permitiría que los niños quebranten la ley para obtener información si el posible delito cometido por sus padres es lo suficientemente grave (The Guardian, 13 de enero de 2021). Los opositores al proyecto de ley están preocupados por una serie de implicaciones inquietantes de la medida, incluido el bienestar de los niños que podrían verse en peligro. El proyecto de ley, respaldado por el primer ministro Boris Johnson, amenaza con dividir su base de apoyo. Si se aprueba, daría a más de veinte agencias gubernamentales la autoridad para reclutar a niños como sus espías.

Muchos de los delitos asociados a este proyecto de ley son verdaderamente detestables. Sin embargo, la naturaleza del proyecto podría abrir la puerta para utilizar espías infantiles para otras situaciones que no pongan a los niños en riesgo y podría ampliar los poderes del estado para invadir de manera encubierta la privacidad de sus ciudadanos. Además, la pandemia de la COVID-19 ha hecho que algunos gobiernos establezcan nuevas prácticas de denuncia ciudadana, con el fin de supuestamente proteger la salud del público (WBalTV.com, 14 de agosto de 2020; NewMexico.gov, 25 de marzo de 2020).

¿A dónde podrían conducir estas iniciativas “bien intencionadas”? Muchos pueden sorprenderse por la predicción de Jesucristo de que, un día: “El hermano entregará a la muerte al hermano, y el padre al hijo; y los hijos se levantarán contra los padres, y los harán morir” (Mateo 10:21). Actualmente, en el entorno cada vez más en contra de lo religioso, esto también podría afectar a las personas que creen en los valores bíblicos si las autoridades gubernamentales no están de acuerdo o aborrecen esas creencias (vs. 16-22). Según las profecías bíblicas, parece que estamos entrando en tiempos preocupantes.