La ebriedad en Gran Bretaña

Díganos lo que piensa de este artículo

La adicción al alcohol trae consigo terribles resultados. Según informes en Gran Bretaña: “Una de cada 10 personas en las camas de hospitales en el Reino Unido son dependientes del alcohol”; ¡y una de cada cinco camas de hospital está ocupada por una persona que se ha autolesionado al abusar del alcohol (The Guardian, 3 de julio de 2019)! De hecho, las enfermedades relacionadas con el alcohol le cuestan a la nación aproximadamente £3.5 mil millones cada año. Los expertos en salud de Gran Bretaña desde hace tiempo saben que el abuso del alcohol es un problema significativo entre sus ciudadanos. Sin embargo, muchos se “sorprenden” al ver cuán extenso es el problema.

Los funcionarios de salud pública reconocen que su modelo tradicional para el tratamiento del problema es ineficaz. Ahora están buscando maneras de prevenir el abuso del alcohol, o al menos reducir su prevalencia centrándose en los esfuerzos para cambiar la “cultura del consumo de alcohol” en el Reino Unido. Tales acciones podrían ser el aumento del costo del alcohol y reducir su publicidad.

Las profecías bíblicas advierten que la tribu israelita de Efraín, principalmente los pueblos británicos, tiene una inclinación hacia el consumo destructivo del alcohol: “¡Ay de la corona de soberbia de los ebrios de Efraín, y de la flor caduca de la hermosura de su gloria, que está sobre la cabeza del valle fértil de los aturdidos del vino!” (Isaías 28:1-3). Lamentablemente, los esfuerzos para reformar la sociedad, que no incluyen seguir las leyes de Dios, no producirán cambios duraderos en el abuso del alcohol. La clave para cambiar el comportamiento personal y las normas sociales destructivas se encuentra en las páginas de la Biblia y las leyes de Dios. Para más información sobre la visión bíblica del alcohol, lean La imagen seductora del alcohol”. —Scott Winnail, Chris Sookdeo y Francine Prater