Inundaciones mortales en Mozambique

Díganos lo que piensa de este artículo

Hace poco más de seis semanas, el ciclón Idai azotó las naciones de África oriental de Mozambique, Zimbabue y Malaui (The Guardian, 27 de marzo de 2019). El ciclón desplazó a “cientos de miles de personas” mientras “inundaba un área de 3,000 kilómetros cuadrados” y mató a más de 1000 personas. El cólera ahora está fuera de control. Luego, la semana pasada el ciclón Kenneth, con vientos de más de 220 km/h (140 mph), azotó el norte de Mozambique (BBC, 30 de abril de 2019). A pesar de que los vientos disminuyeron rápidamente, las lluvias torrenciales, con casi el doble de la cantidad de lluvia causada por el primer ciclón, causaron severas inundaciones en esta región que se encontraba ya saturada, dificultando enormemente las operaciones de rescate y ayuda humanitaria. Es la primera vez que dos ciclones de tal magnitud azotan a Mozambique en una temporada.

Las lluvias destructivas y las inundaciones no solo afectaron la costa oriental de África, sino también a Sudáfrica. Además, las grandes inundaciones en Indonesia también han causado mucha destrucción y muchas muertes (New Scientist, 30 de abril de 2019). Si bien los cristianos deben orar por quienes experimentan estos trágicos acontecimientos, las devastadoras lluvias e inundaciones en África y en otras regiones del mundo proporcionan una visión sobre las catástrofes mundiales que están profetizadas justo antes del retorno de Jesucristo. Muchos de estos acontecimientos futuros se mencionan en Mateo 24, Marcos 13, Lucas 21 y Apocalipsis 6. Para aprender más sobre los acontecimientos del tiempo del fin, lean Catorce señales que anuncian el retorno de Cristo.