Gran fe en muy poco

Staff de Noticias y Profecía
Díganos lo que piensa de este artículo

La creencia de los científicos ateos de que “no hay Dios” requiere de una gran fe. Muchos de ellos citan la incapacidad de “ver” a Dios y utilizan el razonamiento humano para justificar su posición. El centro de sus argumentos es que Dios y sus ángeles no son “visibles”. Y así, intentan explicar la existencia del universo y la vida a través de medios naturales de observación.

¡Lo que es profundamente irónico acerca de esta conclusión es que los físicos saben que sus mejores teorías solo pueden explicar un cuatro por ciento del universo observable (The Guardian, 3 de septiembre de 2018)! Eso significa que sus mejores teorías no pueden explicar el 96% del universo observable: ¡la parte del universo que se cree que está compuesta de materia oscura y energía oscura! “Hasta la fecha, los físicos solo conocen cuatro fuerzas básicas de la naturaleza [la fuerza electromagnética, la fuerza nuclear fuerte, la fuerza nuclear débil y la gravedad]... Pero puede haber otras fuerzas que hayan pasado inadvertidas.” Y, si hay otras fuerzas de la física, eso podría cambiar enormemente la forma en que vemos y entendemos el universo y la vida misma, ¡y esto según los mismos científicos que buscan una nueva partícula que, si se encuentra, podría cambiar su comprensión del universo!

Entonces, mientras los científicos ateos se resisten a la idea de un Dios Todopoderoso que mora en el reino de los espíritus invisibles, también admiten que comprenden solo el 4% del universo observable. Parece que en realidad tienen una tremenda fe en las teorías formadas a partir de muy poca información observable. El Dios de la Biblia dice: “Los cielos cuentan la gloria de Dios, y el firmamento anuncia la obra de sus manos" (Salmos 19:1). Sin embargo, hay quienes: “siempre están aprendiendo, y nunca pueden llegar al conocimiento de la verdad” (2 Timoteo 3:7). Para más información sobre el desconocido 96% del universo, vean nuestro programa “Huellas del Creador”.