Enorme disminución de la población de animales

Staff de Noticias y Profecía
Díganos lo que piensa de este artículo

El último informe de la Federación Mundial para la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés) contiene cifras impactantes sobre la acelerada disminución de las especies desde 1970 hasta 2014. “Las poblaciones mundiales de vida silvestre han disminuido en un 60% en poco más de cuatro décadas”, debido a factores que implican el aumento de la contaminación, la caza y la caza furtiva, la destrucción del hábitat y las enfermedades (CNN, 30 de octubre de 2018). Según el informe: “La proporción de la tierra que está libre de impacto humano se proyecta a caer de una cuarta parte a una décima para el 2050”. Según el presidente y CEO de WWF: “Los sistemas naturales que son esenciales para nuestra supervivencia, tales como los bosques, océanos, y ríos, continúan deteriorándose. La vida silvestre en todo el mundo continúa disminuyendo” (WWF Report Reveals Staggering Extent of Human Impact on Planet, 29 de octubre de 2018).

Dios le dio a Adán y Eva directrices para ser buenos administradores del jardín donde los colocó (Génesis 2:15), un principio que debían haber seguido cuando sus descendientes tomaron el dominio del mundo (Génesis 1:28). Desde entonces, la humanidad ha ignorado en gran medida estas directrices. La Biblia claramente indica que cuando los seres humanos ignoran las leyes de Dios, traen consigo graves consecuencias, y “se enlutará la tierra, y se extenuará todo morador de ella, con las bestias del campo y las aves del cielo; y aun los peces del mar morirán” (Oseas 4:1-3).

Conforme nos acercamos al tiempo del retorno de Cristo, debemos esperar ver problemas ambientales cada vez más graves que incluyen la continua aniquilación de la población de animales. Este es el resultado natural del egoísmo de la humanidad y la búsqueda de la realización personal, así como su pobre administración de la creación de Dios. Gracias a Dios, Jesucristo va a regresar y a todos los seres humanos se les enseñará cómo “labrar y guardar” la creación. En ese tiempo, los animales volverán a ser abundantes y prosperarán (Isaías 11:6-9). Para más información sobre este tiempo de paz para la creación, lean o escuchen El maravilloso mundo de mañana. —Scott Winnail, John Meakin, Francine Prater y Chris Sookdeo