¿El futuro de Rusia?

Staff de Noticias y Profecía
Díganos lo que piensa de este artículo

Actualmente existe una creciente animosidad entre Rusia y Europa, Rusia y Gran Bretaña, y Rusia y Estados Unidos. Como señalan algunos expertos: “China, Rusia, India, Turquía, Irán y otros buscan forjarse un nuevo espacio en el nuevo sistema internacional emergente, a medida que Estados Unidos lucha por redefinir su lugar e identidad en el nuevo mundo” (Oxford Research Group, 2 de enero de 2018). “Aunque el occidente continúa teniendo el poder de influencia, los dirigentes occidentales no han sido eficaces en el uso de ese poder. En lugar de trazar una estrategia de participación y reconocimiento selectivo, dependen en gran medida de la contención y confrontación política en las relaciones con Rusia.” Y así, independientemente de las causas, Rusia está siendo apartada del occidente y empujada hacia las naciones alineadas contra occidente.

Hace apenas quince años y durante varios años después, el presidente ruso, Vladimir Putin, se refería a Europa como el “socio natural y más importante” de Rusia (Institute for Security Studies, 2004). ¿Qué ha sucedido en los años intermedios y por qué Rusia ha pasado de ser un amigo del occidente a un supuesto enemigo?

La respuesta final reside en el cumplimiento de la profecía bíblica. El apóstol Juan profetizó que, al final de esta era, un ejército de 200 millones de hombres descendería a la Tierra Santa dejando devastación a su paso. Este ejército probablemente estará compuesto por tropas de algunas de las naciones orientales más pobladas del mundo, incluyendo a China, y podría tomar el armamento y conocimiento ruso para apoyar y transportar un ejército tan vasto. Algunos se sorprenden por el giro relativamente rápido que Rusia dio de occidente a oriente. También es aleccionador ser testigos de la creciente animosidad entre Rusia y el occidente. Pero, a la luz de las profecías bíblicas, nada de esto debería sorprender. Para más información sobre el fascinante futuro de Rusia, lea “El futuro de Rusia”.