Megaupload: Lecciones aprendidas de la transmisión en vivo del juicio de Kim Dotcom

Wyatt Ciesielka
Díganos lo que piensa de este artículo

Kim Dotcom obtuvo el derecho de transmitir en vivo el juicio de su extradición por Internet; pero estamos conscientes de que todas nuestras acciones son, de una manera real y constante, ¿una transmisión en vivo?

En 2012, los oficiales de los Estados Unidos cerraron Megaupload, uno de los sitios mas grandes de intercambio de archivos en Internet. Fiscales federales de Estados Unidos acusaron a su fundador, Kim Dotcom, de varios cargos, entre ellos conspiración de crimen organizado, infracción de derechos de autor y lavado de dinero. Se emitieron órdenes de allanamiento. El FBI tomó el control del sitio Web. Ahora, en septiembre de 2016, el juicio de extradición del Sr. Dotcom de Nueva Zelanda y su continua lucha legal contra los Estados Unidos está siendo publicada en vivo en todo el mundo. Hay dos interesantes componentes tecnológicos y teológicos en el relato de esta historia.

Para aquellos que conocen la historia, es bastante común. A principios de la década de 2010, comenzó como un sitio de intercambio masivo de archivos dirigida por el magnate de Internet de origen alemán. Millones de usuarios pronto almacenaron y compartieron archivos, películas y música. Pero pronto, el gobierno de EE.UU. impuso cargos, la policía de Nueva Zelanda fuertemente armada allanó la mansión de Kim Dotcom, Megaupload fue cerrado, y el Sr. Dotcom fue detenido. Él ha estado luchando contra la extradición desde entonces.

Si Kim Dotcom violó o no alguna ley de los Estados Unidos los tribunales tendrán que decidirlo. Pero hay un aspecto espiritual interesante para la victoria legal del Sr. Dotcom sobre la publicación en vivo de su apelación de extradición.

Cuando le fue concedido el permiso judicial al Sr. Dotcom para transmitir en vivo su apelación de extradición, su abogado lo llamó la resolución de la "democracia en su máxima expresión." El mismo Sr. Dotcom, un defensor de la apertura del Internet, ‘tuiteó’ que esta decisión está "abriendo nuevos caminos" y que Nueva Zelanda esta "a la vanguardia de la ¡Justicia transparente!"

Las audiencias de extradición de Nueva Zelanda abrieron más tediosas que dramáticas, y la transmisión experimentó una serie de problemas técnicos. Como informó The Guardian, "La transmisión de la audiencia de extradición de Kim Dotcom de la Corte Suprema de Nueva Zelanda en vivo comenzó el miércoles con imágenes deformes, retraso en el audio y disminución en la audiencia durante el transcurso del día." El Sr. Dotcom tuiteó en vivo a lo largo de la transmisión.

Esta historia es interesante por diferentes razones. Algunas personas simplemente están interesadas ​​en la apertura del Internet y la extensión de los derechos de varios gobiernos nacionales para cerrar sitios de Internet. Otros están interesados ​​en la historia de fondo de si o no las investigaciones iniciales contra el Sr. Dotcom eran completamente legales en primer lugar. Sin embargo, hay lecciones espirituales.

A veces la justicia se lleva a cabo de forma privada. Algunas veces la justicia se lleva a cabo públicamente. En el pasado, esos juicios se trasmitían en vivo por televisión, tales como el juicio por los crímenes de guerra Nazi de Adolf Eichmann en 1961 y el juicio de O. J. Simpson en 1995. Más recientemente, fue el juicio de la actriz Linday Lohan en 2010, Casey Anthony en 2011, Oscar Pistorius en 2014, y Jodi Arias en 2015. Ahora, en 2016 la transmisión en vivo por Internet del juicio de extradición de Kim Dotcom.

Probablemente, ninguno de nosotros quiere estar en juicio público ante todo el mundo. Pero como cristianos, debemos vivir nuestras vidas de manera que cualquier cosa que hagamos pueda ser revelada sin avergonzar o desacreditar a Jesucristo. En Lucas 12:1-2, Jesús advirtió a las multitudes sobre la hipocresía, quienes afirmaban tener ciertas buenas costumbres, pero en la práctica era completamente diferente. Entonces le dijo a la gente: "Porque nada hay encubierto, que no haya de descubrirse; ni oculto que no haya de saberse." Jesús estaba haciendo eco de lo que Dios había grabado en el Eclesiastés: "Porque Dios traerá toda obra a juicio, juntamente con toda cosa encubierta, sea buena o sea mala" (Eclesiastés 12:14).

Todos debemos recordar que la forma en que vivimos es, en cierto modo, "transmitido en vivo" delante de Dios, ya sea o no que nuestros secretos sean conocidos por nuestros amigos o familiares . También debemos recordar que nuestro Padre celestial es misericordioso (Deuteronomio 4:31; Hebreos 2:17), y entre tanto Él ve todo (Job 34:21; Salmo 33:13), Él es "paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento" (2 Pedro 3: 9). Por lo tanto, como cristianos, busquemos a Dios y esforcémonos por vivir con rectitud.

Lea nuestro folleto ¿Es necesario el bautismo? Para un entendimiento más profundo o solicite una copia gratuita.