Yemen: disturbios sociales y el agua

Díganos lo que piensa de este artículo

Un titular dice: "Yemen podría ser la primer nación en quedarse sin agua".

"El agua disponible en Yemen está entre 100 y 200 metros cúbicos por persona por año, muy por debajo de la línea internacional de pobreza de agua de 1.000 metros cúbicos". Yemen no solo se encuentra en una larga sequía, sino que el cultivo local para la producción de la droga qat consume el 40% del abastecimiento de agua. Actualmente, algunas ciudades solo reciben agua corriente cada 45 días. Durante el resto de los días, la gente la compra en camiones. Algunas familias gastan casi la mitad de sus ingresos en agua.

Los expertos predicen que si no se toma una pronta acción con relación a los problemas del agua, "van a ver a la gente invadiendo las grandes ciudades, formando barrios bajos, aumentar la delincuencia, enfermedades venéreas, violencia, incluso hasta fanatismo" (The Times, 21 de octubre). En la historia varias naciones han sufrido graves sequías, sin embargo se predice que Yemen, de continuar con las prácticas actuales, sería la primera nación a la que se le pueda "agotar" el agua en los próximos 10 ó 15 años.

La Biblia nos advierte del aumento en hambrunas y pestes al final de la era (Mt. 24:7; Ap. 6:5-8). También advierte que quebrantar las leyes de Dios trae como resultado la maldición de las naciones (ver Lv. 26, Dt. 28). En este caso se acude a una droga para aliviar las dificultades, en lugar de ir ante el Creador. Cuando la gente pone a otros dioses, e incluso sustancias, delante del único Dios verdadero, Él no va a actuar rápido para aliviar el sufrimiento.