Una vez más ¡se vuelven a otros dioses!

Díganos lo que piensa de este artículo

En el Sinaí, los israelitas prometieron poner al Dios Eterno sobre todos los demás dioses.

Cuarenta años después, otra generación de israelitas renovó este pacto antes de entrar a la tierra prometida. Sin embargo, sucesivas generaciones de israelitas repetidamente rompieron las promesas de sus antepasados y se volvieron a otros dioses.

Hoy día, en Inglaterra, nación descendiente de Israel, "adivinos informan sobre un gran aumento en los negocios gracias a profesionales en finanzas que buscan consejo para sobrevivir a la crisis crediticia". La Sociedad Británica Astrológica y Psíquica informó de un aumento dramático en sus servicios, particularmente en los últimos tres meses del 2008 (Sunday Telegraph, 18 de enero).

En la antigua Israel, cuando el rey Saúl estaba desesperado y perdió la paciencia esperando la respuesta de Dios y su profeta, tomó el asunto en sus manos y recurrió al consejo de una espiritista o adivina (ver 1 S. 28). Esto disgustó a Dios y al día siguiente Saúl fue destituido por buscar su propia voluntad, en vez de buscar la voluntad de Dios. El Dios Eterno desea que su pueblo escogido y todos los pueblos de la Tierra vengan ante Él y busquen su voluntad y dirección. Una de las misiones de al Iglesia de Dios en el tiempo del fin es "advertir" a esas naciones para que regresen a Él (ver Ezequiel 3 y 33).

Este es un aspecto muy importante de la gran comisión que Jesucristo encargó a su Iglesia, y que si se lleva a cabo exitosamente, puede resultar en tremendas bendiciones de parte de Dios (Mt. 24; 28:19-20).