¿Será el nuevo primer ministro de Japón de línea dura?

Díganos lo que piensa de este artículo

El actual primer ministro de Japón dimitirá pronto y la nación celebrará nuevas elecciones el 29 de septiembre. Uno de los principales aspirantes al cargo principal es el exministro de Relaciones Exteriores, Fumio Kishida. El señor Kishida es más de línea dura que el actual primer ministro, y quiere que Japón desarrolle capacidades de ataque militar más poderosas, creyendo que “Japón debe considerar la posibilidad de construir una capacidad de ataque con misiles contra enemigos potenciales, incluidos China y Corea del Norte” (Wall Street Journal, 7 de septiembre de 2021).

Japón se encuentra cerca de ambas naciones, y las crecientes ambiciones territoriales de China son una verdadera amenaza para Japón. En su entrevista, Kishida señaló el rápido avance de las capacidades de armas ofensivas de China, y exhortó a su país a no quedarse con los brazos cruzados mientras “el otro lado” podría atacar.

Ya sea que China ataque o no, o incluso que amenace con atacar, es un punto a discutir. La realidad es que muchos en Japón ven a China y a Corea del Norte como un peligro claro y presente, y esto podría empujar a la nación a armarse nuevamente. Además del Oriente Medio, la región del Pacífico se está convirtiendo rápidamente en otro polvorín. Las profecías bíblicas del tiempo del fin revelan que el ejército más grande que el mundo haya conocido surgirá en el “oriente”, una zona ubicada al oriente del río Éufrates (Apocalipsis 9:13-20). Queda por ver cómo figurará Japón en esta superpotencia oriental. Sin embargo, el que Japón se arme contra sus vecinos podría provocar una mayor unificación del “otro lado”. Para más información sobre esta superpotencia oriental, lean Armagedón… y después.