Rumores de guerra

Díganos lo que piensa de este artículo

Las tensiones en una región rica en recursos de Asia central amenazan el cese al fuego de 25 años entre Armenia y Azerbaiyán. Las dos naciones firmaron un tratado después de la guerra de Nagorno-Karabaj (1988-1994).

Sin embargo, en una provocación directa, tropas de Azerbaiyán entraron en Armenia y mataron a tres soldados vestidos de civil. Una fuente militar de Armenia dijo: "El asesinato es una clara provocación, no hemos reaccionado todavía. Yo enfatizo: ‘Todavía’". Los "rumores de guerras" han planteado preocupaciones en la UE, Rusia y los Estados Unidos, debido a la importancia crítica de la región. "En términos de amenazas a los intereses de la UE, aumentaría los precios del petróleo al destruir el oleoducto BTC desde el mar Caspio hasta el Mediterráneo. También podrían detener los planes de la UE para reducir la dependencia energética de Rusia mediante la construcción de un gasoducto a través de la región." Cinco mil soldados rusos, con base en Armenia, deben intervenir en virtud de un acuerdo de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC) al tipo de la OTAN, si hay guerra. Estados Unidos también tiene cientos de diplomáticos y miles de personas armenio-estadounidense con pasaportes en Armenia (EUobserver.com, 14 de mayo). Conforme las naciones compiten por intereses, recursos y reconocimiento, "se pueden esperar guerras por poder" Jesús profetizó que antes del fin de esta era: "se levantará nación contra la nación", y "guerras y rumores de guerras" dominarán las noticias mundiales (Mateo 24:6-7). Durante casi 6.000 años, la humanidad no ha logrado encontrar el camino a la paz (Is.59:8). Muchas profecías bíblicas indican que Jesucristo regresará a esta Tierra e iniciará una era de paz en el Reino de Dios (Dn. 2:44; Is.9:6-7).). "Él juzgará entre muchos pueblos, y corregirá a naciones poderosas hasta muy lejos; y martillarán sus espadas para azadones, y sus lanzas para hoces; no alzará espada nación contra nación, ni se ensayarán más para la guerra" (Miq. 4:3). Para más información, solicite nuestro folleto Catorce señales que anuncian el retorno de Cristo.