Refutando a Darwin

Díganos lo que piensa de este artículo

Científicos del Duke University Medical Center en Carolina del Norte, concluyeron una investigación que contradice la propuesta de Darwin de que el apéndice humano es un órgano "vestigial" y obsoleto.

Durante decenios, los científicos y médicos han asumido que el apéndice ya no tiene ninguna utilidad para el cuerpo, sino que solo es un paso evolutivo de nuestros "ancestros herbívoros". Esta última investigación, sin embargo, indica que el apéndice no solo puede jugar un papel en la función inmunológica del cuerpo, sino que también es un almacén de bacterias beneficiosas para el intestino, al repoblar el intestino con la flora necesaria después de un ataque severo de diarrea. Los resultados publicados en la edición del 12 de agosto del 2009 del Journal of Evolutionary Biology, llevó a un investigador a sugerir: "Tal vez llegó la hora de corregir los libros de texto" (YahooNews.com, 24 de agosto).

David sabía que su cuerpo era una creación formidable y maravillosa (Sal. 139:14) y no cargado de órganos inútiles. El apóstol Pablo señaló que Dios no es Dios de desorden (1 Co. 14:33) y que "la ira de Dios se revela desde el Cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad… Porque las cosas invisibles de Él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa" (Ro. 1:18, 20). Las excusas para negar al Creador desaparecen mientras continúan surgiendo más pruebas de la creación de Dios y en contra de las teorías humanas.