Palabras conmovedoras del Papa

Díganos lo que piensa de este artículo

Poderosas palabras con implicaciones proféticas están incrustadas profundamente en la última encíclica del Papa: "La caridad verdadera".

El papa Benedicto XVI pidió una redefinición de las Naciones Unidas y de otras instituciones económicas mundiales, "…de modo que el concepto de la familia de naciones pueda adquirir verdadero poder… Esto parece necesario para llegar a un orden político, judicial y económico; que pueda aumentar y dar dirección a la cooperación internacional para el desarrollo de todos los pueblos en solidaridad".

À fin de mejorar la economía mundial, proteger el ambiente, los asuntos de migración y lograr el desarme de las naciones, el Papa declaró: "Hay necesidad urgente de una verdadera autoridad política mundial…" También indicó que "tal autoridad necesitaría ser universalmente reconocida y estar investida de un poder eficaz para garantizar la seguridad a todos, respeto por la justicia y los derechos. Obviamente, tendría que tener autoridad para garantizar el cumplimiento de sus decisiones por parte de todos los afectados" (www.Vatican.va, 29 de junio de 2009).

Las recientes palabras del Papa, aunque podrían tener sentido para muchas personas dada su condición mundial, son preocupantes a la luz de las profecías bíblicas del tiempo del fin. El apóstol Juan escribió que al final del siglo, los hombres a los que se refiere como la "bestia" y el falso profeta trabajarán juntos para establecer un poder gubernamental que tendrá implicaciones mundiales (Ap. 13, 17-18).

El profeta Daniel indicó que ese gobierno del tiempo del fin estará ligado al resurgimiento del Imperio Romano (Dn. 2:40-44; 7:7-27). Las Escrituras también indican que será influenciado y respaldado por el poder de Satanás (2 Ts. 2:1-12; Ap. 13). El gobierno dirigido por la bestia y el falso profeta está pronosticado como una influencia poderosa en los asuntos de las naciones y para traer prosperidad a muchos por un corto período (Ap. 17:1-4; 18:9-17).