Pagar por los errores del pasado

Díganos lo que piensa de este artículo

En los EUA hay un refrán que dice: "Los errores del pasado hay que pagarlos". Esta frase recuerda una antigua ley, que cada pecado trae sus consecuencias.

El refrán puede aplicarse ahora a la economía de los EUA. Durante décadas, el motor económico de los EUA ha estado encendido, pero en muchos casos, los comerciantes se han enriquecido con "pesa falsa y medida falsa" (Pr. 20:10).

Hace poco un economista conservador expresó: "Por ahora el gobierno de los EUA es la próxima víctima de la venganza del mercado. ¿Por qué?… Así como las corporaciones privadas, el gobierno toma prestado. Y como todo deudor, tiene acreedores. Mas los acreedores, en última instancia, son los que deciden qué hacer con su dinero, y no los deudores. Pero a diferencia de la mayoría de los deudores, el gobierno de los EUA con arrogancia ha ignorado a sus acreedores. Sin remordimiento dicen… ‘podemos gastar nuestro dinero desenfrenadamente. Podemos sacar de apuros a nuestras corporaciones gigantescas hasta la saciedad. Incluso podemos devaluar nuestra moneda. Pero ustedes, nuestros acreedores, están en esto con nosotros. No importa lo que hagamos, tienen que seguir prestándonos dinero, indefinidamente’. Los acreedores aceptaron y toleraron este mensaje por algún tiempo. Pero ya no más… están hartos. No pueden soportarlo más". (Money and Markets, 25 de mayo).

Hace miles de años, Dios advirtió a Israel: "!Ay de quien amontona lo que no es suyo… y se carga de prendas empeñadas! ¿No se alzarán de repente tus acreedores, no se despertarán tus vejadores, y serás presa de ellos? Por haber saqueado a naciones numerosas, te saquearán a ti el resto de los pueblos" (Hab. 2:6-8, Bib. Jer.). Lo que damos, recibimos; y los EUA y muchas otras naciones, "pagarán los errores del pasado".