Orgullo del pecado

Díganos lo que piensa de este artículo

El presidente Obama marcó sus primeros 100 días en el poder firmando una proclama que honra el mes del orgullo gay (junio en los EUA).

Señaló: "La comunidad LGBT (lesbiana, gay, bisexual y transexual) ha hecho, y sigue haciendo, contribuciones grandes y duraderas que fortalecen la estructura de la sociedad estadounidense… Estoy orgulloso por ser el primer presidente en nombrar abiertamente candidatos de la comunidad LGBT a puestos de gobierno que son confirmados por el Senado en los primeros 100 días de una Administración" (USAToday.com, 1 de junio).

Ante esto Dios nos manda: "Clama a voz en cuello, no te detengas; alza tu voz como trompeta, y anuncia a mi pueblo su rebelión, y a la casa de Jacob su pecado" (Is. 58:1). À Dios no le agrada el rechazo cada vez mayor de Israel a sus caminos (Is. 59:1-9). Aunque nunca debemos odiar o ser hostiles hacia los pecadores, según el ejemplo de Jesucristo (Jn. 8:1-11), no debemos olvidar cómo ve Dios ese pecado, puesto que nos dice: "Huid de la fornicación" (1 Co. 6:18; Ap. 21:8). Si no lo hacemos, ¡Dios promete que habrá graves consecuencias!