Más hallazgos arqueológicos respaldan la Biblia

Díganos lo que piensa de este artículo

Científicos de la Autoridad de Antigüedades de Israel recientemente desenterraron un sello en hueso que data de la era del Primer Templo.

"El nombre del dueño del sello se conserva claramente y la inscripción es ‘Shaul’, que es mencionado en la Biblia (Génesis 36:37; 1 Samuel 9:2; 1 Crónicas 4:24; 6:24) y en otros sellos hebreos" (IsraelNationalNews.com, 21 de mayo del 2009). Esta es una clara referencia al primer rey de Israel, Saúl. Según va pasando el tiempo y la arqueología avanza, se hacen más y más descubrimientos que respaldan el registro bíblico. Este tracto de evidencia les dificulta a los escépticos "honestos" el invalidar las historias y los reclamos de la Biblia.

Jesús declaró durante su ministerio: "No hay nada oculto que no haya de ser manifestado; ni escondido, que no haya de salir a luz" (Marcos 4:22). Con el tiempo, Dios puede permitir que muchos de los secretos de la antigüedad salgan a la luz, de modo que la humanidad no tenga excusas para rechazar a Dios. Mientras esto sucede, también debe aumentar nuestra fe en las Escrituras y en el Dios que las inspiró.