Manejo irresponsable

Díganos lo que piensa de este artículo

Los giros marinos del sur en una zona del océano Pacífico a 1.600 kilómetros de la costa de California, es donde las corrientes oceánicas y los vientos convergen y depositan materiales en la superficie.

Esta es también la ubicación del gran parche de basura del Pacífico, una "masa extensa de agua llena de basura… donde la mayor parte del plástico parece confeti contra el azul intenso del océano Pacífico norte". Los investigadores no están seguros del impacto exacto en la vida del océano, pero algunos estiman que la basura de plástico es responsable de la muerte de al menos 100.000 criaturas marinas al año. Afortunadamente, los plásticos son biodegradables. Sin embargo, al descomponerse, emiten toxinas en el medio ambiente circundante (PA, 28 de agosto).

Cuando Dios puso a Adán y Eva en Edén, les dio la orden de administrar responsablemente su creación, de labrar y cuidar el jardín (Gn. 2:15). Los seres humanos han fracasado en cumplir ese deber y por lo tanto, toda la creación gime hasta el momento en que será liberada de la esclavitud de los pecados humanos (Ro. 8:19-22). Debemos preocuparnos y clamar en nombre de la humanidad y la creación: "… sí, ven, Señor Jesús" (Ap. 22:20).