La presidencia de Biden y Europa

Díganos lo que piensa de este artículo

Si como muchos esperan, Joe Biden asume el cargo como el próximo presidente de los Estados Unidos, ¿qué cambios puede esperar el mundo con respecto a las relaciones entre Estados Unidos y la comunidad internacional, en particular Europa? Muchos están sugiriendo que el señor Biden traerá un deshielo a las actuales relaciones frías entre los Estados Unidos y las naciones del mundo, desarrolladas durante la administración de Trump. “De la noche a la mañana, el tono transatlántico pasará de uno de hostilidad a uno de respeto mutuo”, dijo Matthew Karnitschnig en Politico, señalando que “muchos europeos que toman decisiones verán la presidencia de Biden como una oportunidad de oro no solo para reparar la alianza transatlántica sino para renovarla y redefinirla para las próximas décadas” (8 de noviembre de 2020). Sin embargo, como él señala, esas esperanzas pueden resultar demasiado optimistas.

Aunque la administración de Biden puede fomentar relaciones internacionales más positivas, también podría conducir a una mayor erosión de los valores bíblicos en los Estados Unidos. Las profecías bíblicas indican que al fin de esta era, el poder de la “bestia” europea encabezada por Alemania estará en desacuerdo con los Estados Unidos y otras naciones de descendencia israelita, incluido el Reino Unido. Se predice que este poder europeo llevará a estas naciones israelitas modernas a algún tipo de cautiverio, porque se han apartado de Dios (ver Deuteronomio 28:15, 25, 36; Jeremías 5:11-19). Es posible que la presidencia de Donald Trump haya desempeñado un papel en el aumento de la animosidad entre Europa y Estados Unidos y tal vez el señor Biden calme un poco esta animosidad. Será bueno observar muy de cerca las relaciones entre los Estados Unidos y la Unión Europea, a medida que las profecías avanzan.

De lo que muchos hoy no se dan cuenta es que es Dios quien realmente guía el curso de la historia (Job 12:23) y “quita reyes, y pone reyes” (Daniel 2:21), para llevar a cabo su plan de acuerdo a su voluntad (Isaías 46:9–11). Tal como lo hizo con el señor Trump, el señor Biden también será una herramienta en las manos de Dios para hacer cumplir las profecías bíblicas. Para más información sobre el futuro de los Estados Unidos y el Reino Unido, lean Estados Unidos y Gran Bretaña en profecía.