El Sol se pone en Gran Bretaña

Staff de Noticias y Profecía
Díganos lo que piensa de este artículo

"Terminó el tiempo para lo que una vez fue la Gran Bretaña", destaca el titular de un artículo tanto en The Times de Londres como en Newsweek.

En los últimos siglos, esta nación, desde su pequeña isla en el Atlántico, ha sido el centro de los asuntos internacionales y ha influido en gobiernos y acontecimientos por todo el mundo. El autor del artículo, Stryker McGuire, utilizó fuertes palabras para referirse a la decadencia británica: "La deuda pública aumenta, posiblemente al doble de la marca del 100 % del PIB en los próximos cinco años… La historia ha venido limitando a Inglaterra desde hace tiempo. El ascenso de China y la India significa que Inglaterra ocupará un lugar menos importante en la mesa cada vez más concurrida de las principales naciones del mundo. Además, EUA reajustó la llamada relación especial con los británicos, cuando buscó nuevos socios y alianzas, reduciendo el gran papel que Inglaterra ha desempeñado por tanto tiempo en los asuntos mundiales. La recesión ha afectado prácticamente a todos los países, pero a Inglaterra más que a ninguno. El motor de la prosperidad británica, el sector financiero, ahora está anclado. El FMI cree que la caída británica será más profunda y más larga que la de cualquiera otra economía avanzada" (Times, 4 de agosto).

Dios advirtió que "el que toma prestado es siervo del que presta" (Pr. 22:7). El profeta Oseas escribió sobre la condena de Dios a las tribus del norte de Israel, entre ellas Efraín. Porque rechazaron a Dios y sus caminos, tropezarán, se extenuarán y se enlutará la tierra, aun los pájaros y los peces morirán y el pueblo será destruido, porque le faltó conocimiento (Os. 4:1-6). Ahora lo vemos en la "tierra de Efraín" (Gran Bretaña). Con todo, debemos agradecer que Dios restaurará a Israel y Efraín y los aceptará cuando aprendan su lección y se arrepientan (ver Os. 14).