Crisis de agua en la cuenca del Nilo

Díganos lo que piensa de este artículo

Nuevos datos satelitales sobre la cuenca del Nilo revelan la creciente amenaza de una crisis de agua (The Conversation, 4 de noviembre de 2020). Aunque en los últimos años ha llovido más, los estudios muestran que todavía hay un “estrés hídrico” en la región y es probable que aumente a medida que la población de la zona siga creciendo.

El río Nilo atraviesa once países de África y proporciona agua a una cuarta parte de la población africana. El agua del río Nilo es fundamental para la planificación del desarrollo y para la producción de alimentos y energía. Un gran desafío que enfrentan es que los derechos de agua no se distribuyen uniformemente. Las naciones río arriba tienen una gran necesidad de agua, pero Egipto río abajo depende del Nilo para obtener el 80 por ciento de su abastecimiento de agua. Egipto y Sudán también están preocupados por el nuevo proyecto de la Gran Presa del Renacimiento Etíope, que ya está en marcha en uno de los principales afluentes del Nilo, el Nilo Azul. El estrés hídrico actual es solo la punta del iceberg, ya que se proyecta que la población de la región que depende del agua del río Nilo aumente a 800 millones para el año 2050.

Jesucristo predijo que una de las señales que precederían a su regreso al fin del siglo serian “guerras y rumores de guerras” (Mateo 24:4-8). Mientras unos luchan por el poder o el petróleo, las guerras por el agua también podrían surgir a medida que las poblaciones aumentan en regiones del mundo con estrés hídrico. Durante mucho tiempo, el agua ha sido un problema volátil en el Oriente Medio y las regiones de África, pero también es un factor crítico en otras partes del mundo. Para más información sobre este tema cada vez más importante, lean “El agua, cuestión de vida o muerte”. —Scott Winnail y Francine Prater