China y Rusia se unen

Díganos lo que piensa de este artículo

Las relaciones entre la Unión Europea y China se encuentran en su punto más bajo de la historia. La Unión Europea, el Reino Unido, los Estados Unidos y Canadá impusieron sanciones a China por violaciones de los derechos civiles contra los musulmanes uigures en la provincia occidental china de Xinjiang (Deutsche Welle, 22 de marzo de 2021). En reacción a estas medidas, China impuso “sanciones a 10 ciudadanos de la Unión Europea, incluidos políticos, por ‘interferir gravemente en los asuntos internos de China’ y por ‘violar flagrantemente el derecho internacional’”. 

En una entrevista reciente, el presidente de los Estados Unidos, Joseph Biden, se refirió a Putin, el presidente de Rusia, como “un asesino” (CNN, 18 de marzo de 2021). Rusia respondió diciendo que “no ha habido nada como esto en la historia” y que el presidente de Estados Unidos “definitivamente no quiere mejorar las relaciones”. En una reunión de alto nivel en Alaska: “La comitiva asiática acusó a Estados Unidos de incitar a otros países a ‘atacar a China’, mientras que Estados Unidos dijo que China ‘ha llegado con la intención de ser grandilocuente’” (BBC, 19 de marzo de 2021). 

En respuesta a estos acontecimientos recientes, los ministros de Relaciones Exteriores de China y Rusia se reunieron en una muestra de unidad contra la UE, los Estados Unidos y las potencias occidentales. El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia “dijo que las sanciones [internacionales] estaban acercando a Rusia y China y acusó a Occidente de 'imponer sus propias reglas a todos los demás, que creen que deberían respaldar el orden mundial'" (Associated Press, 23 de marzo de 2021).

Lo que casi nadie comprende, es que la Biblia ha predicho durante mucho tiempo que Rusia y China (potencias al oriente y el norte de Jerusalén; ver Daniel 11:40–44) se unirán para un mismo propósito a medida que se acerca el fin de esta era. Las profecías bíblicas indican que un ejército masivo del norte y el oriente eventualmente descenderá a la Tierra Santa, cruzando el río Éufrates (Apocalipsis 9:16; 16:12). Rusia, China y otros aliados ciertamente pueden reunir una fuerza tan grande y proporcionar los conocimientos técnicos y financieros para apoyar su movimiento. Los acontecimientos que se están desarrollando en el escenario mundial parecen estar alineados con las profecías bíblicas.