Cada vez más lejos de Dios

Díganos lo que piensa de este artículo

El 19 de mayo, según los objetivos de la administración Obama, el Departamento de Educación de EUA publicó los nombramientos del nuevo personal directivo.

El nuevo subsecretario auxiliar en la Oficina de Escuelas Seguras y Libres de Droga, Kevin Jennings, fue fundador de la Red de Educación Gay, Lesbiana y Heterosexual (GLSEN por sus siglas en inglés). Según el sitio en la red de GLSEN y la biografía del señor Jennings, "el señor Jennings se destaca por su trabajo estableciendo escuelas seguras para todos los estudiantes incluyendo a lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT)".

La reseña biográfica del señor Jennings por parte del Departamento de Educación cita solo una parte del sitio en la red en la cual la referencia a estudiantes que son lesbianas, gays, bisexuales y transexuales fue omitida y solo menciona que estaba interesado en la seguridad de "todos los estudiantes, sin importar su orientación sexual o identidad de género".

Aunque parte de las ambiciones del señor Jennings sin duda alguna son nobles y correctas, como el crear escuelas seguras para todos los niños, su ambición también se dirige a que se vea como "normal" el estilo de vida de los homosexuales, según se desprende de un vistazo al sitio en la red de su organización y a los libros que ofrece a la venta la GLSEN. Uno de los libros cuenta cómo un joven superhéroe homosexual salva al mundo, mientras otro trata del conflicto que tiene una joven para mostrarles amor a su madre y a su pareja lesbiana en el día de las madres (www.glsen.org). El alto puesto en el Departamento de Educación se presta para promover un programa de pecado en nombre de la seguridad estudiantil.

Vivimos en un mundo plagado por "el bien y el mal". La separación entre el bien y el mal a menudo es borrosa, algo muy apropiado para el "dios de este siglo" (2 Co. 4:4). En referencia a la sociedad del fin de la era, Isaías por inspiración escribió: "El derecho se retiró, y la justicia se puso lejos; porque la verdad tropezó en la plaza… Y la verdad fue detenida, y el que se apartó del mal fue puesto en prisión" (Is. 59:14-15).

En Edén, Adán y Eva tomaron del árbol de la ciencia del bien y del mal. Hoy día vemos que el bien y el mal a menudo se mezclan entre sí. Como cristianos, debemos reconocer y dejar el mal y avocarnos a lo correcto. Viene un tiempo cuando la verdad se extenderá por toda la Tierra y la gente lo apreciará de todo corazón (Is. 2:1-4). El mal y el pecado, finalmente serán erradicados por el Rey de reyes que ha de venir.