Asesinatos cada vez más extremos

Díganos lo que piensa de este artículo

El Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) utilizó tecnología moderna para publicar ampliamente videos e imágenes de decapitaciones masivas. Hoy, tenemos tiroteos masivos en los Estados Unidos, bombardeos en el Oriente Medio, y múltiples tiroteos y apuñalamientos de civiles al azar en Europa. Y ahora, los violentos carteles mexicanos han escalado su terror a un nuevo nivel: colgando los cadáveres de sus víctimas en lugares públicos. Históricamente, los carteles de México han luchado por territorios y por drogas y recientemente han expandido su violencia a diferentes zonas de la economía mexicana.

Como fue informado en The Guardian, el 8 de agosto de 2019, las autoridades de los carteles confirman que “la masacre de esta semana estaba claramente destinada a intimidar a grupos criminales rivales, a las familias de sus miembros, y a las autoridades mexicanas”. El nuevo presidente de México ha prometido luchar y vencer a estos carteles de la droga, pero hasta ahora ha sido en vano. En los primeros seis meses del año más de 17,000 personas han sido asesinadas en México, compitiendo con los números récord del año pasado.

El apóstol Pablo escribió en Romanos 1 sobre el estado de las sociedades que eligen rechazarlo y buscar la injusticia. El versículo 26 señala: “Dios los entregó a pasiones vergonzosas”. En última instancia, estas personas “no tienen amor”, la versión Reina Valera lo traduce “sin afecto natural” (v. 31). El apóstol también advirtió que “en los postreros días vendrán tiempos peligrosos” a medida que la sociedad se llene de personas amadoras de sí mismas, sin afecto natural y crueles (2 Timoteo 3:1–4). Lamentablemente, en el mundo de hoy, vemos un número creciente de personas que demuestran claramente su falta de “afecto natural” hacia los demás. Pero Jesucristo promete regresar en el futuro para restaurar no solo la paz entre las naciones, sino también el amor hacia los demás, un atributo claramente ausente en nuestras sociedades en declive y decadencia. Para más información sobre este futuro alentador en el que los asesinatos serán cosa del pasado, vean nuestro programa “El mayor amor de todos”.