Un hacha afilada

Díganos lo que piensa de este artículo

Cuando yo era un Boy Scout, hace muchos años, ir al campamento de verano era una gran aventura. Vivir en una carpa con otros niños, senderos forestales y aprender nuevas habilidades fueron experiencias memorables. Una clase que era útil entonces y que todavía encuentro útil hoy era cómo manejar con seguridad una hacha pequeña, que es una herramienta esencial para acampar y poder cortar leña. Nuestro consejero nos enseñó cómo afilar el hacha, explicando que una herramienta afilada es mucho más útil y más segura que una herramienta sin filo. Todos los que son artesanos y otros que utilizan herramientas de corte darán fe de ello, y hacen uso de su valioso tiempo afilando y manteniendo sus herramientas afiladas.

Si bien esto es algo básico, el principio parece haberse perdido en muchas personas. Antiguamente, Salomón  resaltó un punto importante en el Libro de Sabiduría conocido como Eclesiastés. Él escribió:  “Si se embotare el hierro, y su filo no fuere amolado, hay que añadir entonces más fuerza; pero la sabiduría es provechosa para dirigir" (Eclesiastés 10:10 RV60). Poniendo esto en lengua vernácula, podríamos decir, "Para tener éxito, picar con una hacha afilada." Así que, sea cual sea su esfuerzo incluyendo su trabajo o profesión, y en su relación con los demás usted debe ser "perspicaz", es decir, estar atento a los demás y consciente de su entorno. Como los entrenadores dicen a sus jugadores, "¡Mantén la cabeza en el juego!". Ser perspicaz incluye ser bueno en lo que haces, conocer las reglas y respetarlas, y ser productivo en el uso del tiempo y otros recursos.

Aquellos que son "perspicaces" en estas áreas suelen tener éxito y a menudo están en la cima en su campo.

Mientras que este truismo se aplica a los esfuerzos físicos, también es un componente en lo espiritual. En varios lugares del Antiguo y Nuevo Testamento de la Biblia, la condición de ser "tonto" se describe en términos muy negativos. En el libro de Jeremías, se describen las prácticas idólatras de las naciones paganas adoptadas por la nación de Israel. Una costumbre de ese tiempo era muy similar a la práctica de tantos hoy en día durante la temporada de Navidad. "…porque leño del bosque cortaron, obra de manos de artífice con buril. Con plata y oro lo adornan; con clavos y martillo lo afirman para que no se mueva"(Jeremías 10: 3-4 RV60). ¿Por qué harían esto cuando Dios había dicho: " No aprendáis el camino de las naciones, ni de las señales del cielo tengáis temor, aunque las naciones las teman. Porque las costumbres de los pueblos son vanidad... "(versículos 2-3, RV60)? Encontramos la respuesta en el versículo 8: "Todos se infatuarán y entontecerán..." ¡Nosotros ciertamente no queremos ser "de corazón fatuo" o “tonto!”.

En el Nuevo Testamento, cuando Jesús enseñó a las multitudes, alimentándolas y sanándolas, no comprendieron Su mensaje. Explicó la razón: "De manera que se cumple en ellos la profecía de Isaías, que dijo: De oído oiréis, y no entenderéis; Y viendo veréis, y no percibiréis. Porque el corazón de este pueblo se ha engrosado, y con los oídos oyen pesadamente, y han cerrado sus ojos; para que no vean con los ojos, y oigan con los oídos, y con el corazón entiendan, y se conviertan, y yo los sane." (Mateo 13:14-15 RV60).

Al igual que los artesanos que tienen cuidado de mantener sus herramientas afiladas, cada uno de nosotros tiene la responsabilidad de "ser perspicaz" cuando se trata de las cosas importantes en la vida, como nuestros valores morales y las normas de vida. Sin embargo, la mayoría de las personas va con el flujo del mundo confuso alrededor de ellos con las costumbres y prácticas que traen problemas insolubles. La Biblia contiene instrucciones para un modo de vida diferente que trae iluminación y grandes beneficios. ¿Va a ser "de corazón fatuo" e ignorar estas instrucciones vitales? ¿O, "cortará usted con una hacha afilada" y los pondrá en práctica en su vida? La decisión es tuya.

Una buena manera de comenzar es solicitando nuestro folleto gratuito, Los Diez Mandamientos.