Noé, Sodoma y el mundo de hoy

Díganos lo que piensa de este artículo

En la Biblia, la parte conocida por muchos como el Antiguo Testamento, el antiguo patriarca Noé es famoso por construir el arca para salvar a su familia de una gran inundación que destruyó a la humanidad. La antigua ciudad de Sodoma fue destruida dramáticamente por su maldad. ¿Qué tienen ellos en común con el mundo de hoy?

¿Qué ocurrió en los días de Noé que provocó la decisión de Dios de destruir la tierra por medio de un gran diluvio? La Biblia dice acerca de este tiempo: "Y vio el Eterno que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal ... Y se corrompió [en hebreo: pudrirse, arruinarse, destruirse"] la tierra delante de Dios, y la tierra estaba llena de violencia [hebreo:" violencia, injusticia, opresión "]. Y miro Dios la tierra, y he aquí estaba corrompida; porque toda carne había corrompido su camino sobre la tierra"(Génesis 6: 5, 11-12).

¿Cómo era en los días en que Dios destruyó a Sodoma y Gomorra? El sobrino de Abraham, Lot, habitó en Sodoma. "Mas los hombres de Sodoma eran malos y pecadores contra el Eterno en gran manera (completamente moralmente malvados)" (Génesis 13:13). Los ángeles que habían venido a investigar se quedaron en la casa de Lot. Esa noche, "Rodearon la casa los hombres de la ciudad, los varones de Sodoma, todo el pueblo junto, desde el mas joven hasta el mas viejo. Y llamaron a Lot, y le dijeron: ¿Dónde están los varones que vinieron a ti esta noche? Sácalos, para que los conozcamos" (Génesis 19: 4-5), con la intención de una violación violenta y homosexual, acto contra el cual Lot protestó (versículo 7).

Estos dos períodos, los días de Noé y los días de Lot fueron descritos como moralmente depravados y violentos al extremo. Entonces, ¿qué tienen en común estos períodos con la actualidad?

Observe cómo Jesucristo describió los "últimos días" en Lucas 17: 26-30: "Como fue en los días de Noé, así también será en los días del Hijo del Hombre. Comían, bebían, se casaban y se daban en casamiento, hasta el día en que entró Noé en el arca, y vino el diluvio y los destruyó a todos. Asimismo, como sucedió en los días de Lot; comían, bebían, compraban, vendían, plantaban, edificaban; mas el día en que Lot salió de Sodoma, llovió del cielo fuego y azufre, y los destruyó a todos. Así será el día en que el Hijo del Hombre se manifieste".

Hoy, ¿el mundo no se está pareciendo a lo que era en los días de Noé y Sodoma? ¿No tenemos una creciente corrupción, inmoralidad y violencia?

Las noticias de hoy exponen caso tras caso de corrupción de las empresas y líderes gubernamentales. Las estafas abundan.

Somos bombardeados con noticias de la decadencia moral hasta lo más bajo. La pornografía, incluida la pornografía infantil, es la búsqueda número uno en el Internet. Desde hace tiempo la fornicación se ha convertido en una "norma" aceptada por la sociedad. Las enfermedades de transmisión sexual se propagan desenfrenadamente. El adulterio es algo muy común. Y ahora la homosexualidad, la bisexualidad y el transexualismo están siendo impuestos a la sociedad como si fueran "normales", junto con redefinición de la definición de matrimonio del Creador y los dos géneros que Él creó. ¿Lo que seguirá será la aceptación del sexo con niños y animales?

La maldad de la humanidad en sus pensamientos e intenciones está creciendo. ¿El mundo se está volviendo más violento? Se gastan millones en ayudar a cientos de miles de víctimas de violencia doméstica, incluyendo los niños maltratados. Millones de bebés no nacidos han sufrido la violencia bárbara del aborto. Las víctimas de la trata de seres humanos como esclavos y esclavas sexuales han aumentado. Cientos de miles huyen de la opresión y la violencia en países devastados por la guerra. Tenemos horribles actos de terrorismo violento.

Parece que estamos cerca del nivel de la maldad de los días de Noé y de Lot, tal como Cristo profetizó. ¡Seguramente la intervención de Dios en estos tiempos del fin está cerca! La Palabra de Dios es segura. Para saber más acerca de lo que está por venir, asegúrese de leer el artículo de la revista El Mundo de Mañana "Lecciones olvidadas".