Peligros de la inmoralidad visual

Díganos lo que piensa de este artículo

Hoy en día en nuestra sociedad, parece que estamos inundados con imágenes visuales de la sexualidad humana. Lo ves en todas partes: los anuncios en el periódico, escenas en la televisión y en las películas, revistas, Internet, y en la calle, personas que usan ropa ajustada o escasa que grita, "¡Mírame!" Todo esto fomenta que los ojos y las mentes se vayan tras ellos. ¿Es todo esto perfectamente inofensivo, o tiene un impacto potencial que es perjudicial si no se controla?

Cristo dijo en Mateo 5:28: "Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón."

Algunos podrían decir: "Entonces, cuál es el daño? No hace daño a nadie. Es sólo en la mente." Muchas mujeres incluso dirían: "Las mujeres no tienen ese problema, es un problema de hombres." Y sin embargo, muchas mujeres se sumergen en novelas románticas, artículos de revistas y novelas incluso llenas de escenas de sexo implícitas o explícitas.

La mayoría de los hombres y las mujeres en la sociedad de hoy dirían, "¿Cuál es el problema? No hace daño a nadie."

Pero tómese algún tiempo de manera seria para considerar este tema de  “Inmoralidad Visual” desde una perspectiva bíblica. Sabía el Creador de lo que estaba hablando cuando advirtió que mirar a otra persona con lujuria es dañino?

Junto a las imágenes visuales típicas de la sexualidad humana ya mencionadas, esta la nueva frontera tecnológica de la Internet. Al parecer, más del 60 por ciento del tráfico de Internet hoy en día es pornografía disponible en la Web mundial.

Entonces, ¿cómo respondemos a la pregunta, "¿Por qué es la inmoralidad visual perjudicial, y cómo afecta nuestra felicidad?"

El bombardeo constante de imágenes visuales de la sexualidad humana procedente de cualquier dirección, construye bancos de memoria y produce comparación continua de los cuerpos de otras mujeres o varones. El cuerpo visualmente "perfecto" conduce a la comparación continua durante toda la vida. Los que han sido estimulados continuamente con la inmoralidad visual pronto encontrarán que sus compañeros no tienen cuerpos perfectos.

Todo el mundo tiene imperfecciones físicas; nadie tiene un cuerpo perfecto: "Muy pesado, muy delgada, demasiado viejo, muy esto, muy eso." Ni los maridos, ni las esposas dan la talla del ideal fantasioso. Pero cuando el marido y la mujer tienen ojos sólo para cada uno de ellos, se sienten mucho mas realizados en la vida. 

Un segundo problema con la inmoralidad visual, antes o durante el matrimonio, es que conduce a la experiencia "pseudo-sexual" o sustituto de la experiencia real, la cual se lleva a cabo en la mente. Este tipo de experiencia produce una respuesta fisiológica real: aumento de la frecuencia del pulso, aumento de la presión arterial, una respuesta hormonal definida, y una respuesta neuro-química en el cerebro.

Mientras la gente siga disfrutando de las imágenes visuales y mentales, con el tiempo se convierten en adictos a  "viajar" o a la "fiebre" físico-química producidos en el cuerpo y la mente.

En  corto tiempo, las personas se vuelven introvertidas, y emocionalmente frías. Pierden la capacidad de tener una relación cálida, amorosa, física y emocional con su cónyuge. La fuerza de la unión en el matrimonio se pierde, y ambos marido y la mujer pierden, como también pierden los hijos!

Un tercer aspecto de la inmoralidad visual que hace daño duradero y resta valor a nuestra felicidad, es su naturaleza progresiva; casi inevitablemente, un nivel de inmoralidad visual lleva a otro nivel.

A medida que una persona cumple un nivel de deseo, se acostumbra a la "fiebre" inicial o a "viajar" y con el tiempo necesita un mayor nivel de estímulo, simplemente para mantener el mismo tipo de "viaje".

Inicialmente, el nivel de inmoralidad visual puede ser simplemente mirando a otros en ropa reveladora. Esa emoción o la lujuria no dura mucho tiempo, y entonces esta en camino a la siguiente etapa: películas para "adultos", revistas, librerías y clubes nocturnos.

Esta progresión a menudo continúa a través de varias etapas, incluyendo la pornografía infantil, la servidumbre, la violencia y el dolor, la prostitución y en ocasiones el crimen violento, como la violación y asesinato en serie.

Un escéptico podría decir: "Un momento, no hay manera de que un poco de la inmoralidad visual de lugar a la actividad criminal." Pero la verdad es que cada paso de ese camino, aun si parece leve, resta valor a la felicidad y al matrimonio de una persona y es cada vez más perjudicial para uno mismo y para los demás.

¿Sabe el Creador de lo que está hablando cuando dice que "mirar a otro/otra es lujuria" es perjudicial? ¡Absolutamente que si! Todas las facetas del camino de vida de Dios son para nuestra propia felicidad y bienestar.

Si desea obtener más información sobre el camino de vida que fue diseñado por el Creador para traer abundancia de alegría y felicidad en su vida, por favor solicite nuestro Curso de la Biblia. Sin costo ni obligación.

  Originally Published: 07 Junio 2016